Las lágrimas de Lara Álvarez al despedirse de la palapa de «Supervivientes»

La Voz REDACCIÓN

SOCIEDAD

La presentadora pone rumbo a España con los finalistas y el resto del equipo para la recta final del «reality»

22 may 2020 . Actualizado a las 20:29 h.

Lara Álvarez no pudo ayer contener la emoción al despedirse de la palapa, el plató de la isla de Honduras desde donde se emite Supervivientes. «Había dicho antes de entrar: 'No voy a llorar. Pues cerramos de nuevo esta 'Palapa'. Lo prometíamos al principio de esta edición, la edición más extrema. Habéis visto fuertes tormentas, lluvias, unas condiciones muy duras... pero creedme que nada comparado con estar lejos de vosotros en este momento tan difícil», empezaba la presentadora visiblemente emocionada. 

«Os hemos tenido en el pensamiento cada minuto en estos más de noventa días que llevamos aquí lejos de casa. Los kilómetros nos separan pero hemos sentido vuestra lucha, vuestro dolor, hemos compartido ese crecimiento y superación día tras día. Entendimos que estando aquí lo único que podíamos hacer era, aunque lo que nos más nos hubiese gustado es estar cerca de nuestra familia y de la gente que queremos, entendimos que nuestra misión era sacar adelante esta edición con el mayor entusiasmo y la mayor ilusión que teníamos dentro», proseguía.

La organización de Supervivientes tuvo que informar en marzo a los concursantes de lo que ocurría en España y las galas en España han sufrido numerosos cambios, como el distanciamiento entre los colaboradores y la falta de público en el plató. Durante las semanas más duras del confinamiento los presentadores salían sin maquillar (ya que al igual que en otras cadenas los servicios de maquillaje y peluquería no acudían a trabajar) e incluso se redujo la duración de las galas.