Los informáticos del Sergas atienden llamadas las 24 horas y resuelven 750 consultas al día

Son 42 profesionales integrados en el servicio de Sistemas y Tecnologías de la Información que dan soporte a más de 250 sanitarios y no sanitarios

Ramiro Fernández en el Centro de Proceso de Datos del HULA
Ramiro Fernández en el Centro de Proceso de Datos del HULA

Lugo / La Voz

Desde que empezó la pandemia, están disponibles las 24 horas del día y los siete días de la semana. Su forma de trabajar ha cambiado, se ha adaptado a esta nueva situación e incluso se ha reforzado. Con motivo del covid-19, reciben 750 llamadas al día y dan soporte a 250 profesionales de todos los centros sanitarios y hospitales de la provincia.

Los informáticos del Servicio de Informática del Área Sanitaria de Lugo, A Mariña y Monforte de Lemos se encargan de que la sanidad siga funcionando. Son un punto clave, quizá invisible para muchos, pero que permite que la maquinaria siga rodando sin mayores incidencias. Ellos son en total 42 profesionales que se encargan de dar soporte a toda la actividad sanitaria y que se aseguran de que el teletrabajo transcurra sin incidencias para el personal, tanto sanitario como no sanitario. Todo pasa por ellos y, ante cualquier problema, son los que responden al otro lado del teléfono.

José Manuel Ramiro Fernández es el subdirector de Sistemas y Tecnologías de la Información del Área Sanitaria de Lugo, A Mariña y Monforte de Lemos, un sector conformado por el servicio de informática y por las unidades de centralita en las que trabajan 12 personas. "Nos hemos visto obligados a reforzar este servicio por el aluvión de llamadas y en estos momentos seguimos activos las 24 horas del día", explica el subdirector.

La forma de trabajar ha cambiado, pero el teletrabajo ha sido muy efectivo ante la necesidad de que el personal esté disponible en todo momento. Para ello, se ha procedido a la rotación de turnos en servicios como la asignación del teletrabajo, que realiza el 50 % del personal de esta unidad. 

Los 42 informáticos del Sergas hacen posible que 250 profesionales (entre los que se incluyen directivos, sanitarios, facultativos...) puedan trabajar desde casa sin incidencias y dan soporte a más de 3.000 ordenadores y 2.000 impresoras, repartidas entre los tres hospitales de la provincia de Lugo (y esto sin contar Centros de Atención Primaria ni PAC). Además, el Centro de Proceso de Datos alberga más de 180 servidores informáticos que dan cobertura a toda la provincia.

En un año, 100.000 demandas de soporte

La necesidad y al mismo tiempo, la alta demanda de este servicio, se sostiene con las enormes cifras entre las que se mueven y con un trabajo continuo y muy organizado. Los informáticos atienden 100.000 demandas de soporte cada año, en cuanto a peticiones e incidencias se refiere. Pero, desde que empezó la pandemia, la media se sitúa en 750 llamadas cada día.

Estos profesionales han tenido que adaptarse y se han enfrentado a mucho trabajo: fueron los encargados de poner todo a punto para que la televisión de los centros hospitalarios fuese gratuita, colocaron móviles y fijos ante el aumento de consultas telefónicas, crearon un call center específico para los profesionales sanitarios y habilitaron teleconsultas y videoconferencias para pacientes y profesionales de las distintas áreas.

Pero, por si esto fuera poco, los informáticos también reubicaron y rediseñaron la tecnología de Urgencias y adaptaron el sistema de pruebas de laboratorio para agilizar trámites. Es decir, al aparecer pruebas para detectar el covid-19, los profesionales desarrollaron sistemas de peticiones nuevas. "Tuvimos que decirle a la gente cómo pedirlo, diferenciando así circuitos y creando otros nuevos", explica José Manuel. Todo se ha llevado a cabo bajo un seguimiento que ha puesto sobre la mesa el valor del trabajo de estas 42 personas que, teclado en mano, también están en primera línea de lucha contra el covid-19.

Incidencias relacionadas con el teletrabajo

La mayor parte de las incidencias que atienden los informáticos del Sergas están relacionadas con el teletrabajo. Y las han solucionado a cualquier hora del día, durante las mañanas y las tardes, pero también de madrugada. Los profesionales de este servicio hiperconectado han ido a la UCI para cambiar ordenadores, han pasado por las consultas e incluso se han visto obligados a extremar las medidas de precaución al entrar en zonas con pacientes con covid-19. "No tocamos a pacientes, pero en algún momento hemos tenido que acudir a puestos en los que sí había algunos con coronavirus", explica el subdirector de Sistemas y Tecnologías de la Información.

José Manuel Ramiro Fernández explica que los informáticos del servicio también han tenido que formar a los profesionales. "Les hemos explicado todo el proceso para que aprendieran a conectarse, los hemos dado de alta en el sistema para teletrabajar y otras muchas cosas", añade.

El nivel de informática de muchos ha quedado al descubierto, pero los profesionales no han tenido reparo en atender todo tipo de peticiones y en resolver toda clase de problemas. "Hay gente que no tiene los ordenadores actualizados, con dos o tres anti virus... una casuística muy amplia de problemas han aparecido al teletrabajar", cuenta Ramiro, muy orgulloso del gran esfuerzo de todo el equipo. Algunos han atendido incidencias a las tres de la mañana.

Los informáticos resuelven, pero también le tienen "respeto" al covid-19. En muchas ocasiones han comprobado lo difícil que resulta mantener la distancia de seguridad cuando están explicándole algo a un sanitario delante de su ordenador. Sin embargo, el virus no ha calado en el equipo, aunque algunos informáticos estuvieron aislados por positivos en covid-19 en sus familias.

"Evidentemente tienes miedo a tocar equipos que no son tuyos porque no sabes si esa persona puede estar enferma. Había un cierto respeto porque la gente que hacía teletrabajo también nos trajo portátiles al hospital para configurarlos", explica Ramiro Fernández. 

El teletrabajo y las tareas escolares aumentan la demanda informática

Rocío Ramos

Productos muy solicitados como las webcam ya no se encuentran en el mercado

El teletrabajo y las tareas escolares a distancia han incrementado las ventas de productos informáticos. Las tiendas continúan abiertas y crece la demanda especialmente de todo tipo de consumibles, impresoras y ordenadores portátiles. Iria Vilariño, de UPI Informática de Lalín, explica que «estánse vendendo moitas impresoras». La clientela pide, sobre todo, modelos básicos y domésticos para afrontar labores en casa, especialmente las relacionadas con los trabajos de los estudiantes en cada casa.

El confinamiento y la necesidad de trabajar en casa ha obligado a muchas familias a actualizar o modernizar el equipamiento del que disponían en casa. Con una demanda creciente hay algún producto que escasea como es el caso de las webcams que ya no se encuentran. Volaron rápidamente y la prevision es que pueda volver haber reposición hacia mediados de abril.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los informáticos del Sergas atienden llamadas las 24 horas y resuelven 750 consultas al día