José Vilas: «El cierre de la hostelería nos hizo tomar otro camino para salvar la empresa»

A partir del lunes comercializará un test que detecta el 98 % de los casos, afirma el gerente de Equip Hotel


santiago / la voz

La crisis sanitaria se dejó sentir especialmente en los bares y restaurantes, que trasladaron su crisis inmediatamente a otras empresas que económicamente dependen de la buena marcha del sector. José Vilas es el gerente de Equip Hotel, una empresa con 25 años de antigüedad, conocida por comercializar innumerables productos indispensables para el funcionamiento de cocinas, bares y restaurantes de Santiago y de Galicia. Con el cierre del sector, el 95 % de sus clientes tuvieron que bajar la persiana, y con ello se puso en peligro su negocio. Sin embargo, lejos de atrincherarse hasta la llegada de vientos mejores, José Vilas decidió «coger otro camino» que le brindó la propia crisis sanitaria.

Cambió el menaje, el mobiliario y los productos desechables por máquinas expendedoras de gel, mamparas, mascarillas, guantes, geles hidroalcohólicos y alfombras para desinfección de calzado, entre otros artículos. «Está siendo como volver a empezar, pero con la experiencia de 25 años y las mismas ganas que entonces», apunta Vilas. Su teléfono echa humo todos los días, porque «se trata de salvar a la empresa, y es necesario buscar otros sectores; la hostelería es un 95 % de la cartera de clientes, y ahora la lista tiene que diversificarse». Todos los sectores de la economía tienen que adoptar medios para protegerse, desde el comercio hasta los despachos, empresas, academias, y «estamos ante una carrera contrarreloj que vale la pena correr para mantener a flote el trabajo de toda una vida».

Aunque la hostelería está empezando a retomar el pulso, la realidad es que «al 90 % no le compensa abrir las puertas. No sería ni mínimamente rentable abrir, con la carga impositiva que tendría que soportar, además de alquileres y sueldos». Vilas considera que el sector tardará «algún tiempo más en recuperarse. Sin vacuna, veo difícil llegar al 100 %».

En este afán por volver a estar en primera línea, José Vilas acaba de cerrar un acuerdo para comercializar, a partir del próximo lunes, 25 de mayo, «los test rápido MEDsan de origen alemán y con una fiabilidad del 98 %. Permite saber si se tiene el virus o si se ha tenido», explica. Se trata de un producto que «puede ser adquirido por cualquier empresa para realizar pruebas masivas a sus trabajadores», afirma, y retomar la actividad con todas las garantías.

El test del covid-19 es uno de los productos que vienen a sustituir, al menos por ahora, a los artículos habituales de su empresa, pero no es el único. Las mamparas, que ya se han convertido en un elemento más para proteger a los trabajadores de las cajas de los supermercados, oficinas y comercios, también están entre los productos que lleva en su cartera, junto a los de desinfección, como alfombras para desinfectar los zapatos, «que ya están también en algunos comercios. La gente quiere estar protegida y está dispuesta a poner los medios».

Uno de los productos que más polémica ha suscitado en las últimas semanas es el ozono, pero «aplicado bien, no da problemas y es efectivo; tiene sentido en las habitaciones de hotel, pisos turísticos y pensiones en las que, tras su empleo, hay un tiempo sin uso del lugar. No entra y sale la gente rápidamente», apunta. Su recomendación para el resto de los espacios son «productos químicos que están perfectamente probados y no suponen un peligro. Cada cosa para lo suyo».

Aunque sin rebelar muchos detalles, aguarda por las pruebas que están realizando los fabricantes de una máquina de ozono para «tener una más pequeña, que sirva para meter ropa, zapatos o bolsos; el comercio lo necesita y estaré, no me queda otra», afirma José Vilas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

José Vilas: «El cierre de la hostelería nos hizo tomar otro camino para salvar la empresa»