Solidaridad desde el Caribe

Umberto Mauro de Blanco dona una gran cantidad de alimentos a Ourense desde las islas Turcas y Caicos

Umberto ha hecho una donación de alimentos a Ourense desde las islas Turcas y Caicos, donde reside desde hace seis años
Umberto ha hecho una donación de alimentos a Ourense desde las islas Turcas y Caicos, donde reside desde hace seis años

Ourense

Umberto Mauro de Blanco es un ourensano que lleva desde el 2014 viviendo en las islas Turcas y Caicos (Reino Unido), es decir, en un archipiélago situado en medio del Caribe, al sureste de las Bahamas. «Vine por trabajo hace seis años pero conocí a mi mujer que es dominicana y me quedé», explica. Aunque hace más de tres que no visita Galicia, Umberto tiene muy presenta a su familia y a sus amigos ourensanos con los que habla constantemente. Así fue cómo le surgió la oportunidad de colaborar con las personas que más lo necesitan en su ciudad natal. «Un amigo escribió en el grupo de WhatsApp que los comedores sociales estaban escasos de alimentos así que no lo dudé y me registré al momento en la página del Froiz», dice. Casi 200 euros de compra variada más 100 kilos de legumbres, eso es lo que ha donado este ourensano en la diáspora.

Los alimentos los acaban de recibir David Rodríguez y el grupo «Colabora». «Ayudar a la gente de mi tierra, aunque sea con solo un granito de arena, es lo mínimo que podía hacer. Dicen que los que estamos fuera nos olvidamos de dónde venimos y para nada, yo pienso cada día en mis raíces», relata Umberto. Cuando comenzó la crisis del coronavirus, este ourensano quiso ser lo más precavido posible. «Después de vivir huracanas como el Irma o el María te das cuenta de la importancia que tiene anticiparse al problema. El covid-19 llegó mucho antes a España que aquí, así que me lo tomé en serio desde el principio», admite. Su mujer y su hija viajaron a la República Dominicana en marzo, donde permanecen todavía. «Quería que estuviesen a salvo y rodeadas de la familia», explica. Los casos de contagios en el archipiélago británico son escasos. «Hace dos meses se cerró todo por seguridad. Ahora ya hemos vuelto al trabajo», dice. Umberto es encargado de una carpintería en Cockburn Town, capital del territorio. Está deseando reencontrarse con su familia, la de allí y la gallega. «Tendrá que ser en el 2021 pero me encantaría volver a abrazar a mi hermana y a mis amigos pronto», termina.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Solidaridad desde el Caribe