La decisión de reanudar el pago de la ORA eleva las voces críticas en la calle

Comerciantes, conductores y peatones coinciden en que mantener la gratuidad sería lo más apropiado


Santiago / La Voz

Más de 30 años lleva implantado en el centro de Compostela el sistema de estacionamiento regulado, con el que se busca favorecer la rotación de vehículos dado el problema para aparcar que existe en la ciudad. Sin embargo, con la declaración del estado de alarma y la limitación al movimiento que esta conllevó, el Concello de Santiago decidió suprimir el pago de la ORA. Tras un primer amago de reanudarlo, el gobierno local ha anunciado su intención de volver a cobrar en la zona azul a partir del lunes en el Ensanche y en calles de régimen general del casco viejo; una decisión que ha elevado las voces críticas.

A pie de calle, las personas que se oponen son mayoría. Comerciantes, trabajadores, viandantes y conductores coinciden en que «no tiene sentido». Consideran, en líneas generales, que el volumen del tráfico y de la actividad comercial son aún bajos como para tener que regular el estacionamiento. Sostienen, además, que no se deberían escatimar medios para favorecer la reactivación económica en un momento como este.

Ayer, entre las 12.00 y las 12.20 horas, tanto en la rúa do Hórreo, como en Doutor Teixeiro y Santiago de Chile había alguna plaza desocupada. Y a pesar de que no se cumple a rajatabla la imposición de rotar cada dos horas, según confirman los propios controladores de la ORA, no es difícil aparcar estos días en el Ensanche.

«Teño unha praza en alugueiro porque non podo saír ás 2 horas»

Como muchos otros trabajadores del Ensanche, Montse Angueira tiene desde hace un año «unha praza en alugueiro para vir traballar, porque non podo saír cada dúas horas se aparco na zona ORA. No meu caso, estou soa e non teño quen me substitúa se me ausento». La empleada de la casa de moda AG-25 dice que en este momento «as vendas están moi baixas, e os clientes aínda empezan a entrar nas tendas. A economía, penso, non está como para tamén poñer en marcha o cobro da ORA. Deberían dar un pouquiño máis de flexibilidade para a xente, e máis agora, que andamos con présas, con medo, mirando o que gastamos...», repara. 

«La gente sin trabajo no puede gastar dinero en tonterías»

Sergio Ferreirós reside en Padrón y trabaja como administrativo en la rúa do Hórreo. Desde hace tiempo, cuenta, «por comodidad aparco en el campus todos los días, porque hacerlo en el centro es una locura». Cuando por las prisas tiene que acercarse en coche, opta por dejarlo en un párking, aún pagando más que en la zona azul. Ahora que ha retomado la actividad, cree que la decisión de no cobrar la ORA y mantener la rotación ha sido acertada: «Habiendo ahora tanta gente sin trabajo, no pueden estar gastando dinero en tonterías como aparcar. Para mí esto es un mal menor. No debería cobrarse mientras se mantenga el estado de alarma». 

«Debería aplazarse mientras dure el estado de alarma»

No le costó nada ayer aparcar en pleno centro a Agustina González. Acompañada por su abuela, la vecina de Teo se desplazó con ella hasta Santiago para hacer unas compras. «Justo salía un chico y fue fácil», comenta. «Normalmente siempre hay mucho revuelo de gente», continúa, y encontrar una plaza libre no suele ser tan sencillo como en esta situación de desescalada. Sobre la posibilidad de que los conductores tengan que volver a pagar a partir de la próxima semana, defiende que «debería aplazarse mientras dure el estado de alarma». Opina que podría favorecer las compras en el pequeño comercio y la liquidez de las familias. 

«Tendrían que esperar un poco más para hacer pagar»

A Mercedes García no le parece lógica la decisión de cobrar en este momento la ORA. «Tendrían que esperar un poco más para hacer pagar», dice la santiaguesa, con familiares a los que visitar en el Ensanche. «Pienso que se hace con afán recaudatorio, nada más. Si se va a necesitar aún el mes de junio para reactivar todo, hay que pensar que la gente que viene es para trabajar y por necesidad, no para pasear», añade. Esta usuaria habitual del servicio de transporte urbano, indica que como ella «mucha juventud y otras personas más ociosas vienen en autobús», por lo que entiende que no hay tanta presión en el centro de la ciudad como para reanudar la ORA.

Avisos para rotar, pero sin sanciones

Aunque por ahora no se cobra la ORA en el Ensanche, se mantiene la rotación cada dos horas. De hecho, el Concello advierte con notas en los parabrisas a los conductores que han superado el tiempo máximo sin mover el vehículo o no disponen de tique, el cual se obtiene gratuitamente a través de la aplicación Moviltick. Se trata de una medida informativa y, afirman fuentes de Tussa, no se está multando por este motivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La decisión de reanudar el pago de la ORA eleva las voces críticas en la calle