La crisis eleva un 30 % la oferta del alquiler familiar a costa del turístico

El sector defiende que mejora la calidad de las viviendas y se mantienen los precios


santiago / la voz

Bien es cierto que no hay mal que por bien no venga, y la situación actual del mercado inmobiliario refleja a la perfección esta máxima del refranero popular. El parón turístico está siendo un varapalo para los negocios vinculados a este nicho de mercado, pero está favoreciendo a otro segmento, el del alquiler. De acuerdo con un estudio elaborado por la Asociación Galega de Inmobiliarias (Agalin), la oferta de inmuebles destinados al arrendamiento tradicional aumentó en un 31,5 % en toda Galicia desde el confinamiento, y su incremento es «especialmente significativo en Santiago y en Sanxenxo». La razón no es otra que el «enorme peso que los pisos turísticos tienen en las dos localidades». Carlos Debasa, presidente de Agalin, explica que ese repunte de la oferta es «mayoritariamente de pisos en manos de grandes inversores, y en alguna medida de pequeños, que se pasan al alquiler tradicional de larga duración porque necesitan liquidez». Debasa señala que «quienes adquirieron el piso por medio de hipoteca tienen que seguir pagándola y, aunque con ingresos inferiores, prefieren asegurar renta».

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

La crisis eleva un 30 % la oferta del alquiler familiar a costa del turístico