Casado acusa a Sánchez de haber impedido salvar miles de vidas y millones de empleos

Confirma que el PP votará en contra de la prórroga, reprocha al presidente del Gobierno su «funambulismo» parlamentario y le advierte de que «la historia no le absolverá»

El líder del PP, Pablo Casado, durante su intervención en el pleno del Congreso
El líder del PP, Pablo Casado, durante su intervención en el pleno del Congreso EUROPA PRESS

Madrid / La Voz

«La historia no le absolverá». El líder del PP, Pablo Casado, ha enarbolado un durísimo discurso contra la gestión del Ejecutivo en la crisis del coronavirus en el que he centrado todos sus ataques en la figura personal de presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. «Suya es toda la responsabilidad, porque no ha querido contar con nadie», le dijo, reprochándole así su falta de diálogo con el PP para aprobar las medidas durante esta crisis. Y añadió que en esta pandemia, «todo lo que dependía de usted ha salido mal». Algo, que según señaló, «ha impedido salvar miles de vidas y millones de empleos».

Casado confirmó que el PP votará por primera vez en contra de la prórroga del estado de alarma y justificó esa posición afirmando que hay otras vías dentro de la legislación ordinaria que permiten contener la libertad de movimientos necesaria dentro de una misma provincia y también la circulación interprovincial, entre las que citó la ley de Salud y la ley de Seguridad Nacional. 

Aseguró además que el estado de alarma y el confinamiento de la población no pueden ser un instrumento para el «abuso democrático» ni para suprimir «el derecho a criticar del Gobierno». «Hasta aquí hemos podido llegar. Pretende que elijamos entre usted y el caos, pero es imposible, porque usted es el caos», le dijo al líder socialista. Defendió las protestas que se están produciendo en toda España. «Su problema no es Núñez de Balboa, donde los ciudadanos tienen derecho a protestar, su problema son las colas en Aluche para recoger una bolsa de comida» le dijo, en referencia a las concentraciones en la calle madrileña del barrio de Salamanca y el reparto de comida en el barrio obrero de la capital.

«Ha malgastado otras dos semanas para adaptar el marco legal», le espetó a Sánchez, al que advirtió de que «el Estado no es usted por mucho que su aparato de propaganda le diga que es el rey sol». Acusó al Gobierno de rozar la malversación de caudales públicos a favor del PSOE con encuestas electorales «debidamente cocinadas» mientras que durante este periodo «no haya sido capaz de hacer una de las tres oleadas necesarias de la encuesta de seroprevalencia». Advirtió por ello de que el PP no va a consentir que se intente echar la culpa a las demás instituciones, como, según dijio, ha hecho con Madrid, con la que Sánchez está «obsesionado».

Casado censuró los escraches en domicilios particulares, «sean de quienes sean», así como «la hipocresía de los que nos los hacían a los demás como jarabe democrático y ahora los critican cuando los sufren» y amenzan con hacérselos a la oposición desde el poder.

Critica que se pueda identificar a todos los que salen a pasear, pero no a los “supuestos expertos que dictan sobre nuestras libertades sin más referencia científica que el pulgar para arriba o para abajo”

Reprocho al líder del PSOE sus «ejercicios de funambulismo» y su «geometría variable» para alcanzar una mayoría parlamentaria que le permita aprobar las prórrogas del estado de alarma. Según dijo, Sánchez ha ido siempre «por detrás de los acontecimientos y mintiendo en los resultados» como «pollo sin cabeza, cambiando de socios». Aunque no quiso cargar contra Ciudadanos por apoyar al Gobierno, advirtió de que Sánchez traicionará al partido de Arrimadas y faltará a sus compromisos en cuanto tenga oportunidad. Reprochó igualmente a Sánchez que despreciara las alertas iniciales y la mano tendida qie le ofreció la oposición, y que ahora cambie «de socios y de estrategia ante la mirada atónita de Europa y la indignación de una mayoría de españoles a los que ha dejado abandonados».

Casado acusó al Gobierno de buscar todo tipo de excusas para justificar el hecho de que España sea el país del mundo más afectado por la pandemia. «La culpa es del PP, de los bulos, de la prensa, hasta de la geografía», dijo, en alusión a las declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo diciendo que España y Pekín están «en línea recta». Advirtió por último al jefe del Gobierno de que «cada día está más solo y más débil» y de que «sus previsiones económicas no se las cree nadie» «Ya no cabe duda de que tendrá que pedir rescate a Europa y recortar el Estado de bienestar. Hay que pensar qué vamos a hacer», le dijo, tras lo que defendió el plan alternativo del PP basado en proteger a la población mayor, aislar a los contagiados haciendo test masivos y desconfinar a los demás ciudadanos sanos con la obligación de llevar mascarilla. En ese plan se plantea también pagar de inmediato los ERTE pendientes y ampliarlos hasta fin de año, crear contratos bonificados para trabajadores despedidos por el covid-19, incrementar la liquidez para autónomos y pymes, una tarifa plana para autónomos y exonerar de impuestos a nuevas empresas o reabiertas tras quebrar este año. «Solo así podremos convivir con este virus sin arruinar a este país», concluyó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Casado acusa a Sánchez de haber impedido salvar miles de vidas y millones de empleos