Ninguno de los 42 empleados del Fluvial cobraron todavía el ERTE

Están en el mismo caso que muchos otros trabajadores de otras empresas lucenses


Lugo / La Voz

Los ERTE están aprobados, pero los pagos no se reflejan en las cuentas bancarias de muchos trabajadores lucenses. Sectores como la hostelería son los que están más azotados por el retraso en los pagos, lo que no quita que trabajadores de otros sectores estén en una situación muy crítica, económicamente hablando. Algunos explican que la última nómina que recibieron fue la del mes de febrero, y que desde entonces no han recibido un solo ingreso en sus cuentas.

Cuando paga la empresa

El caso de los 42 empleados del Club Fluvial de Lugo es el mismo que el de los trabajadores de otras empresas lucenses. La empresa hizo un ERTE cuando se decretó el estado de alarma y, desde entonces, ninguno de los asalariados ha recibido mensualidad alguna. Pero si algo destacan los más de 40 trabajadores del club deportivo es que la empresa, que de algún modo ya preveía que podría haber retrasos importantes en los pagos, decidió seguir abonando el sueldo de los empleados desde que les aprobaron el ERTE. «Intuímos que imos cobrar en xuño, pero aínda non o sabemos», comentan los trabajadores. En meses posteriores, el club les irá descontando la cantidad adelantada para poder así «reequilibrar» las cuentas.

«Hay gente en la empresa que si no hubiera cobrado lo habría pasado muy mal. Estar tres meses sin dinero es una faena», explica José Busto, monitor de gimnasio, entrenador de natación y socorrista. Este joven también comenta que el comportamiento de la directiva es un ejemplo a seguir, puesto que en todo momento han asumido que los retrasos en el cobro de los ERTE podría poner en un aprieto a los empleados.

José Busto es monitor de gimnasio y entrenador de natación
José Busto es monitor de gimnasio y entrenador de natación

«Uns privilexiados»

Sonia es monitora de Fitness en el Club Fluvial de Lugo. «Somos uns privilexiados porque hai xente á que lle están pagando un 70 % ou nada mentres que nós estamos cobrando a nómina íntegra», explica Sonia. Una vez más, la situación es distinta para cada familia. «Se por exemplo tes ao teu conxugue traballando, igual podes afrontar os gastos. Pero se non tes nada, xa cambia a cousa», cuenta Sonia, que se muestra muy agradecida también ante el club.

Todos los trabajadores del Fluvial volverán al trabajo el lunes. Eso sí, con medidas excepcionales. Habrá que usar mascarilla, se tomarán la temperatura al entrar y se lavarán las manos con muchísima frecuencia.

«Hablé con mi casera y me dijo que no había problema, que le pague cuando cobre»

En la Cook trabajan más de una veintena de personas. Casi todos han cobrado la prestación extraordinaria por el ERTE que presentó la empresa. Pero la excepción la pone Natalia Gómez, trabajadora de esta cafetería lucense. «Al llamar, en primer lugar me costó mucho que me cogiesen el teléfono y me dijeron que tenían un dato mío mal. Aseguraron que me ingresarían los atrasos junto con lo correspondiente al mes de junio», explica esta joven.

El último sueldo íntegro que cobró Natalia fue el del mes de febrero. En marzo percibió lo equivalente a los días que trabajó.

«Tengo suerte porque mi novio está trabajando, y por eso no nos falta de nada. Además, hablé con mi casera y me dijo que no tenía problema ninguno y que le pagara cuando pudiese, por lo que lo haré cuando reciba la prestación», cuenta Natalia, que lleva tres años trabajando en la Cook.

«Esta es una situación surrealista, por el momento no sé ni cuándo podré volver a trabajar», sentencia la joven.

Cheché Real :«Hai xente con situacións moi difíciles que aínda non chegou a percibir nada»

Los profesionales de la hostelería que trabajan en la provincia de Lugo también sufren el retraso en el cobro de los ERTE. El presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Lugo (Apehl) explica que «son cuestións privadas de cada establecemento, polo que non temos constancia de todas, pero si temos noticias de que hai persoas que están en situacións moi difíciles porque hai xente que non cobra dende hai meses». Además, la asociación tiene conocimiento de que algún empresario está ayudando a su trabajadores por la mala situación económica en la que se encuentran. «Hai que subliñar que hai xente que axuda, que se porta ben e que mira polos traballadores», añade Cheché Real.

El retraso en el pago de las prestaciones deja atrás a cientos de familias gallegas

A. Balseiro / M. Hermida / M. Guntín / F. Albo / C. Viu / F. Brea / A. Gerpe / C. López
Hosteleros, camareros, propietarios de comercios y otros profesionales viven a espensas de cobrar las ayudas
Hosteleros, camareros, propietarios de comercios y otros profesionales viven a espensas de cobrar las ayudas César Toimil Ángel Manso Ramón Leiro

El Gobierno dice que la tramitación esta al día e insta a los que no hayan cobrado a acudir al SEPE

Vivir al día y, tras el zarpazo económico de la crisis sanitaria, ni eso. Es la realidad de multitud de hogares gallegos que, afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) o por el cese o la caída dramática de la actividad de su negocio -en el caso de los autónomos-, llevan más de dos meses esperando por unas prestaciones públicas que no llegan.

Los funcionarios del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) denunciaban hace unos días, a través del sindicato CSIF, que los retrasos en los pagos estaban llevando al límite a los afectados, que acababan convirtiendo la tensión en «hostilidad» hacia los trabajadores del servicio. Advirtieron, de hecho, que no retomarían la atención presencial (prevista a partir del día 25) si no se les garantizaba la seguridad.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Ninguno de los 42 empleados del Fluvial cobraron todavía el ERTE