«Se están tomando decisiones políticas y económicas sin evidencia científica»

El presidente de los médicos españoles dice que se sienten ignorados en la desescalada

JOSE LUIS PINDADO

madrid / colpisa

El presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom), Serafín Romero, considera que en la crisis del coronavirus se están tomando decisiones políticas y económicas sin «evidencia científica». Para el dirigente del consejo, las resoluciones se basan en meras «opiniones». En contraste con esta situación, cree que el «gobierno clínico se ha sobrepuesto al gobierno político», dado que en las direcciones de hospitales se han aplicado resoluciones rápidas y eficaces.

La organización quiere tener un mayor protagonismo en la desescalada, pues aduce que los médicos españoles se sienten ignorados. Por ello piden formar parte del consejo que asesora al Ministerio de Sanidad. Romero censuró la falta de transparencia del Ejecutivo con relación a los miembros del equipo que adoptan las medidas para levantar gradualmente el confinamiento.

Romero critica que a estas alturas no se conozcan los miembros del grupo de expertos que evalúa a las comunidades autónomas. El portavoz del Comité Técnico para la Desescalada, Fernando Simón, dijo en su día que los nombres no se publicitan para evitar someter a los expertos a presiones, un argumento que al presidente de los médicos le parece poco convincente. «No creo que nadie vaya a presionar a tanto como para poder cuestionar estas medidas si son claras y transparentes», apunta.

En este sentido, censura que también se ignoren los criterios que permiten pasar a las comunidades a la siguiente fase. Se sabe que se ha ponderado la situación de las residencias de ancianos, la densidad demográfica o la disponibilidad de pruebas diagnósticas, pero se ignoran otros baremos. El presidente del Cgcom resalta por ejemplo que en el País Vasco se permita la movilidad entre provincias y en Andalucía no, cuando ambos comunidades se encuentran en la misma fase. «Son decisiones que habría que aclarar para que no ocurra lo que no nos gusta», denuncia Romero. Pone como ejemplo la prudencia de que ha hecho gala Castilla y León al proponer zonas sanitarias mayoritariamente rurales para comenzar a aliviar la reclusión, frente a la apuesta de otras comunidades.

Sobre el uso de mascarillas, aboga por que la población general emplee las quirúrgicas en todos los espacios públicos, y deje las FFP2, más tupidas, solo para personas con problemas de salud, como los inmunodeprimidos. Explicó que, si los colegios médicos aún no han presentado una querella contra el Gobierno de Pedro Sánchez por distribuir mascarillas defectuosas, como anunciaron, es porque se trata una decisión que se ha de tomar en asamblea y la institución no tiene regulado el voto telemático, cuya validez jurídica es ente momento dudosa. Pero con toda seguridad los médicos acudirán a los tribunales e invocarán el delito de comisión por omisión.

Para Romero, es urgente un pacto nacional con el fin de que todos los médicos internos residentes (MIR) sean contratados como especialistas, dado «son más necesarios que nunca en pleno proceso de desescalada del coronavirus». En los próximos días los cerca de 7.000 MIR terminan su formación, lo que dejará al sistema nacional de salud más desguarnecido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

«Se están tomando decisiones políticas y económicas sin evidencia científica»