Cruz Roja reparte vales de compra a 500 familias de Lugo

Son tarjetas de entre 50 y 80 euros para vecinos de Lugo, Monforte, Burela y Ribadeo

Entrega de material informativo y pasatiempos a los mayores lucenses que viven solos
Entrega de material informativo y pasatiempos a los mayores lucenses que viven solos

lugo / la voz

Las necesidades de las familias que pasan dificultades a raíz de la crisis económica que está causando el coronavirus siguen en aumento. Cruz Roja Lugo ha puesto en marcha un sistema de entrega de tarjetas de compra, que oscilan entre los 50 y los 80 euros, dependiendo de la situación, para que 500 familias de la provincia puedan realizar sus compras en los supermercados.

Los beneficiarios de esta ayuda económica son 500 familias de Lugo, Monforte, Ribadeo y Burela. «Son usuarios que ya trabajan con nosotros y que tienen diversos problemas laborales, como parados de larga duración y con atención de menores, pero ya estamos recogiendo a nuevas familias, en coordinación con los servicios sociales de los ayuntamientos», explica Sonia, educadora social de Cruz Roja en Burela. «Nos están llegando familias que nunca antes tuvimos que atender, algunas están en un ERTE y como aún no lo han cobrado se ven con urgencias alimentaria». Relata como hay familias que al quedarse sin ingresos han tenido que afrontar con el dinero que tienen los gastos de alquiler, hipoteca, suministros y gastos de las viviendas, quedándose casi a cero para asumir la compra de alimentos.

Entrega de vales de compra que realiza la Cruz Roja en 500 domicilios de la provincia de Lugo
Entrega de vales de compra que realiza la Cruz Roja en 500 domicilios de la provincia de Lugo

El sistema de entrega a domicilio de estas tarjetas de compra supone también para las familias un alivio social y psicológico. «Es una ayuda mucho más privativa, porque hay familias que nunca tuvieron necesidad de pedir este tipo de ayudas y de esta manera mantienen más su anonimato que si tuviesen que estar en colas para recoger alimentos».

Estas tarjetas permiten que además como ahora hay más horarios de salidas a la calle, los usuarios que las reciben pueden administrar los productos alimentarios a sus gustos y necesidades. La intención de Cruz Roja es ir aumentando este servicio de entrega a domicilio de tarjetas de compra como un modelo más eficaz y positivo para las familias, que no se tienen que exponer a colas ante las sede de la entidad o ante bancos de alimentos.

Asistencia a los mayores

Por otra parte, Cruz Roja Lugo ha tenido que incrementar la atención a los mayores que viven solos en la provincia con diferentes medidas de apoyo. Así, han reforzado las llamadas de seguimiento a los casi 2.000 usuarios de teleasistencia con los que ya venían trabajando. Técnicos y voluntarios intensificaron las llamadas «con el fin de tranquilizar, informar y detectar cualquier problema que percibamos», explica Marta Abuín, trabajadora social del programa de Teleasistencia de la Cruz Roja. Además, los mayores reciben mensajes y WhatsApp. «Valoramos la situación de cada uno y yo frecemos un apoyo más específico psicosocial, derivando a la persona a un psicólogo para su atención».

Entrega de material informativo y pasatiempos a los mayores lucenses que viven solos
Entrega de material informativo y pasatiempos a los mayores lucenses que viven solos

También ofrecieron a los mayores, a través del servicio del voluntariado, el apoyo para las compras en las tiendas y en las farmacias, así como el acompañamiento a los centros de salud y hospitales.

Como refuerzo a las ayudas de teleasistencia, desde Cruz Roja Lugo se enviaron a los domicilios de los usuarios del servicio material informativo, una guía de actividades con aspectos sobre la forma física, así como ejercicio cognitivos y pasatiempos. «Nos lo han agradecido mucho, porque hay que entender que son personas que pasan muchas horas solos», explica Abuín.

El perfil de los lucenses que reciben la teleasistencia de Cruz Roja es el de mujeres de más de 80 años y que viven solas, por lo que han tenido que pasar el confinamiento en sus domicilio y sin familia. «Les insistimos en las llamadas por teléfono que mantengan rutinas y que hagan algunos ejercicios físicos. La relación de cercanía que tienen en nosotros permite la confianza, algo necesario cuando vivimos los días del confinamiento más duro por el coronavirus», señala Abuín.

La entidad contó con la ayuda de 128 voluntarios, 73 nuevos y 80 solicitudes

Desde que comenzó la alerta sanitaria han participado en los diferentes programas de atención por el covid-19 de la Cruz Roja hasta 128 voluntarios, 73 nuevos y 80 peticiones para formar parte de la red provincial. Estas personas apoyan a los técnicos y especialistas que tiene la entidad social.

Cruz Roja monitoriza diariamente todas sus acciones en la provincia. Desde el inicio de la crisis sanitaria y hasta el sábado han atendido a 9.922 lucenses, siendo 2.052 las referidas a la inclusión social y 360 asistencia de socorros. En el caso de la asistencia social, se realizaron 1.604 entregas de bienes de primera necesidad a 666 lucenses. Hubo acciones de acompañamiento social a 844 personas. Y se realizaron trabajos de acompañamiento a 234 lucenses para realizar compras y gestiones en los bancos.

En cuanto a acciones relacionadas con la salud atendiendo a 8.446 personas, 86 de ellas con asistencia y orientación psicosocial, y 360 socorros. Además, se repartieron 8.905 kits de higiene y abrigo. En el ámbito laboral se atendió a 105 lucenses.

¿Cómo es la vida de los sintecho de Lugo en el albergue instalado en el Pabellón de Deportes?

suso varela

Casi 40 usuarios utilizan esta especie de arca de Noé en la que pasan el tiempo viendo series y haciendo deporte

El albergue para los sintecho que promovió el Concello junto con Cruz Roja durante el estado de alarma en el Pabellón dos Deportes está casi al completo. Preparado para 40 personas, llegó a albergar 39 y en la actualidad son 37. Los usuarios son los habituales del Fogar do Transeúnte (cerrado ahora al no poder cumplir las normas de seguridad mínimas para un confinamiento), además de otros a los que les cogió el estado de alarma de paso en la ciudad y desplazados de otros albergues de Galicia. El más veterano llegó a ser un hombre de 90 años, que se marchó al ser acogido por su familia. Y los más jóvenes son una pareja de 23 años. De los 37 usuarios actuales, solo siete son mujeres.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cruz Roja reparte vales de compra a 500 familias de Lugo