La Guardia Civil controla la frontera con León, que sigue en fase 0

Los dispositivos se intensifican el fin de semana para impedir los desplazamientos entre provincias


REDACCIÓN / LA VOZ

La Guardia Civil está reforzando en las últimas horas los controles de carretera en las fronteras con la comunidad de Castilla y León, que se encuentra en fase 0, una inferior a la que transita Galicia actualmente. Esa vigilancia policial ya se viene haciendo desde principios de semana en los límites de las cuatro provincias gallegas, ya que desde que está vigente la fase 1 se pueden hacer viajes entre municipios, pero no se puede abandonar la provincia en la que se reside, salvo por motivos justificados o los que están contemplados en el real decreto de estado de alarma, que, como norma general, permite los viajes profesionales, por asistencia a mayores, menores o personas con discapacidad, o para acudir a centros sanitarios y entidades bancarias.

Con la llegada del fin de semana se han incrementado esos controles en los límites provinciales, aunque se reforzarán de forma especial en los tramos fronterizos con Castilla y León, como es el caso de Pedrafita, donde la Guardia Civil ha incrementado el número de patrullas.

El objetivo de esos controles especiales de la Guardia Civil es impedir la salida y la entrada en Galicia por carretera de personas que no puedan justificar el motivo de su viaje. Según detallan las fuentes consultadas, los agentes verificarán especialmente que no se realicen desplazamientos a segundas residencias que estén situadas en otras provincias, por lo que comprobarán con el conductor y con los pasajeros cuál es la razón real del viaje.

Sanción y a dar la vuelta

En el caso de que en esa comprobación los guardias civiles observen que el desplazamiento fuera de la provincia en la que se tiene el domicilio habitual no se ajusta a los movimientos autorizados, los agentes propondrán para sanción a los conductores de los vehículos por incumplimiento de las normas del estado de alarma y les ordenarán que den la vuelta y que regresen a su punto de origen.

Los concellos turísticos se blindan ante las visitas a segundas residencias

A.A. Mahía / Ana F. Cuba / L. Penide / M. Gago / M. Gómez

Los municipios controlarán que no se realicen actividades no permitidas

Los concellos más turísticos miran las visitas autorizadas a las segundas residencias con temor a que sirvan de excusa para abarrotar sus calles y paseos fuera de las franjas horarias establecidas. Alejandra Pérez Máquez, alcaldesa de Bergondo, un concello de paseo, veraneo y mucha segunda vivienda a escasos 15 minutos de A Coruña, aludió estos días a que desde que se entró en la fase 1 de la desescalada «estamos a detectar como as nosas praias de Gandarío, O Pedrido ou O Regueiro e tamén os espazos verdes están a ser visitadas por multitude de persoas doutros municipios». Ante eso, la regidora «denuncia» este tipo de actitudes, «xa que estas persoas están a aproveitar a posibilidade de desprazarse pola provincia para ir a unha terraza ou facer compras noutro municipio e tamén para pasear polas nosas praias. Isto non está permitido. Polo momento, segue vixente a orde na que se limitan os paseos e a práctica de deporte individual ao municipio no que se atopa o domicilio habitual».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Guardia Civil controla la frontera con León, que sigue en fase 0