«Hay muchos gallegos de Nueva York en primera línea, como enfermeros»

Pablo Varela Varela
Pablo Varela OURENSE / LA VOZ

SOCIEDAD

Miembros de la Casa de Galicia, en una donación a un hospital de Queens
Miembros de la Casa de Galicia, en una donación a un hospital de Queens

En los Estados Unidos, emigrantes con raíces en Ourense y Barbanza miran con temor el paso de la epidemia, que se ceba con los sintecho

17 may 2020 . Actualizado a las 22:08 h.

Al otro lado del charco, en la tierra prometida, la colonia de gallegos de la costa este de los Estados Unidos vigila la evolución reciente del coronavirus en el país. El miércoles de la semana pasada, la enfermedad se llevó a uno de ellos, de 72 años. «Hay muchos gallegos de New York que están trabajando en primera línea como médicos y enfermeros, y de momento no les ha afectado. Por ahora contamos dos víctimas, dos personas mayores que estaban enfermas ya de antes», dice Noelia Siaba, de la Casa de Galicia neoyorquina.

Su apellido es de Muros, aunque ella nació y creció en el barrio de Queens. «En la Casa de Galicia somos 1.200 socios, y hay gente de todas partes. Además de Muros, también de Ribeira, Sada y Pontevedra y ourensanos de Castro Caldelas», cuenta.

La sensación es que, como ocurrió en Europa antes en relación con Asia, en los Estados Unidos todavía están asimilando lo que les cayó encima. Las últimas cifras de la OMS estiman que se han registrado 1,2 millones de casos. «Podríamos decir que estamos entrando la fase cero de Galicia», indica. No hay multas al andar por la calle, pero la reproducción de los acontecimientos es similar a lo que pasó más allá del océano Atlántico. «El gobierno no se lo tomó en serio. Nadie creyó que íbamos a tener que encerrarnos meses. Pero con los primeros brotes y viendo que la sanidad se quedaba sin material, cambió la visión», dice Siaba.