2 en 1 frente a la pandemia: cama hospitalaria que se convierte en ataúd

Una empresa colombiana fabrica en cartón corrugado estas cajas con doble función. Su tamaño se adapta como un guante al de las camillas y si el paciente fallece se pliega sobre sí misma para darle sepultura

Sucesión de imágenes compartidas en Twitter por la agencia turca de noticias Anadolu en la que se muestra de izquierda a derecha y de arriba a abajo, los cuatro pasos en los que el producto patentado por la empresa colombiana ABC Displays pasa de proteger una camilla hospitalaria a transformarse en caja mortuaria
Sucesión de imágenes compartidas en Twitter por la agencia turca de noticias Anadolu en la que se muestra de izquierda a derecha y de arriba a abajo, los cuatro pasos en los que el producto patentado por la empresa colombiana ABC Displays pasa de proteger una camilla hospitalaria a transformarse en caja mortuaria

Redacción | La Voz

Si algo sabemos sobre el coronavirus es que es sumamente contagioso. De ahí que se extremen las medidas higiénicas en hospitales, lugares públicos y domicilios particulares para que esa capacidad de transmisión se frene. Geles hidroalcohólicos, pantallas faciales o mascarillas son elementos cuyo uso antes era residual y ahora se ha extendido. Entre las imágenes más curiosas que ha dejado la pandemia en el mundo, seguro que muchos recuerdan cómo la isla de Hart, en Nueva York, se convertía en morgue improvisada para cientos de víctimas de la Covid-19 que nadie reclamaba. Eran enterradas en cajas de madera, en soledad y con estrictas normas de seguridad.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, la empresa colombiana ABC Displays, ha decidido aportar una idea innovadora que ayude tanto a la hora de atender a un enfermo de coronavirus en un centro sanitario, como en caso de que fallezca ¿Qué puede cumplir esta doble función? Se trata de una cama hospitalaria que se convierte en caso necesario en ataúd. El sistema, dado a conocer esta semana por la agencia turca de noticias Anadolu, tiene múltiples ventajas. El cartón corrugado empleado le otorga ligereza a la hora de manipularlo y al mismo tiempo es resistente, pudiendo aguantar hasta 150 kilos de peso.

Su fácil capacidad de transformación es también determinante ante la extensión del virus: cuantas menos personas estén cerca de un foco de infección, como puede ser el cadáver de una víctima de coronavirus, menor número de posibles contagios. El producto, mientras se atiende al paciente, se adapta a la perfección a la camilla y después, con unos sencillos gestos, se pliega sobre sí mismo dando lugar a una caja mortuoria si desgraciadamente es necesario. Una idea útil y que a la vez tiene un trasfondo trágico. A ti, ¿qué te parece?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

2 en 1 frente a la pandemia: cama hospitalaria que se convierte en ataúd