Ponte Caldelas instala arcos desinfectantes de vehículos en los accesos al casco urbano

Han sido ideados, diseñados y fabricados por trabajadores municipales

El dispositivo fue ideado, diseñado y fabricado por operarios municipales
El dispositivo fue ideado, diseñado y fabricado por operarios municipales

Pontevedra / La Voz

Con sus cerca de 5.500 vecinos, el concello pontevedrés de Ponte Caldelas se ha sumado a una lista en la que también están, entre otros, los ayuntamientos sevillanos de Villanueva de San Juan y El Saucejo, el malagueño de Torrox o el cacereño de Gata a la hora de apostar por una innovadora arma contra el covid-19: instalar un arco desinfectante que pulveriza una solución líquida a los vehículos que accedan al casco urbano.

El primero de los arcos se habilitó en la PO-532, en la rotonda de Cuñas, y desde el concello que dirige el socialista Andrés Díaz anunciaron una segunda instalación en el rotonda de Pazos, en la PO-225.

El alcalde remarcó que la actuación busca «garantir a seguridade dos veciños e das persoas que se achegan a facer xestións ou a mercar» a la localidad e incidió en que, mientras no haya una vacuna y persista el riesgo de más oleadas de contagios, quiere que Ponte Caldelas esté «o máis protexida posible». «Máis nas vindeiras fases, cando se abrirán fronteiras entre provincias e países e, como pobo acolledor que somos, estaremos encantados de recibir visitantes dándolles e dándonos seguridade», señaló.

Lo que diferencia al arco instalado en Ponte Caldelas de los de otras poblaciones es que este fue ideado, diseñado y fabricado por operarios municipales. El dispositivo ocupa un carril de circulación y tiene una altura de cinco metros, lo que posibilita que lo puedan utilizar los camiones.

Su funcionamiento es relativamente sencillo, ya que dispone de una fotocélula que detecta la presencia del vehículo activando, acto seguido, el sistema de desinfección que pulveriza una solución compuesta en un 98 % por agua y el porcentaje restante por hipoclorito: «Non é daniña para as carrozarías», remarcaron desde el Gobierno local.

Eso sí, se advierte, y así está señalizado, que los automóviles y camiones deben mantener cerradas las ventanillas y reducir la velocidad hasta los 10 kilómetros por horas para que la desinfección sea efectiva.

Fuentes desinfectantes

No es la única iniciativa en materia de seguridad sanitaria que se puede encontrar en las calles de Ponte Caldelas. Previamente, ya se colocaron una docena de fuentes desinfectantes con gel hidroalcohólico para que «veciños e visitantes hixienicen as súas mans sempre que o precisen».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ponte Caldelas instala arcos desinfectantes de vehículos en los accesos al casco urbano