El grueso de los nuevos contagios se están produciendo entre los sanitarios

La cifra de muertos registra el menor incremento de las últimas dos semanas


redacción

El frenazo de los últimos días en el descenso de los nuevos contagios por coronavirus —incluso con un leve pero sostenido crecimiento desde el lunes— es más atribuible, según el Ministerio de Sanidad, a las mayores capacidades de detección que a que se esté produciendo una transmisión comunitaria preocupante. No se ha materializado, por tanto, ese temor al repunte de casos, ni existe indicador alguno contrario a la minimización sustancial del avance de la epidemia.

«Las cosas van poco más o menos como se esperaba», asegura el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, que explicó ese aparente aumento de la incidencia por una doble vía. La fundamental tiene que ver con los entornos hospitalarios, porque en el último reporte se incluyen 549 casos nuevos detectados por PCR, que son 43 más que el día anterior y elevan la cifra global a los 230.183. Sin embargo, en las mismas 24 horas a las que se refiere el informe, se han detectado 367 positivos entre los profesionales sanitarios. «Muchos son test serológicos, pero una gran parte, probablemente la mayoría, son por PCR y lo que muestran es una infección real en este momento», apunta Simón para poner en contexto unas cifras que invita a analizar «con mucho cuidado».

El otro factor que influye en esas notificaciones es la creciente capacidad de detección, que el epidemiólogo ilustró con varios gráficos. Por ejemplo, La Rioja fue durante muchas semanas la comunidad que registraba una incidencia acumulada de casos más alta. Sin embargo, ahora que esos datos se han podido cruzar con los del estudio epidemiólogo queda en evidencia que la realidad era bien distinta. En la comunidad autónoma únicamente se ha infectado el 3,3 % de la población, según los primeros resultados preliminares, por lo que está en la parte media baja de la tabla a nivel nacional. De ahí que sus registros respondan a que ha tenido una efectividad a la hora de detectar casos sospechosos y hacer las pruebas muy superior al resto, de entorno al 40 % de los casos totales.

Menos fallecimientos

Los 138 fallecimientos en 24 horas suponen el mayor descenso respecto al día anterior desde el 2 de mayo y también una de las cifras más bajas de la serie histórica. Desde que estalló la epidemia solo hubo menos de 150 víctimas este pasado lunes. Con todo, son ya 27.459 el total de los fallecidos confirmados.

Al margen de estas particularidades referidas a las notificaciones, el impacto de Cataluña, Madrid y las dos Castillas sobre las cifras globales sigue siendo más que notable. Por ejemplo, de esos 549 nuevos positivos por PCR, 151 pertenecen la comunidad catalana, que tiene una incidencia acumulada durante los últimos 14 días que dobla la media estatal; mientras que 99 corresponden a Castilla y León y 49 a Madrid. Igualmente, 59 de los fallecimientos se produjeron en Cataluña, y Madrid acapara 10 de los 29 nuevos ingresos en uci y 95 de los 346 hospitalizados a mayores de todo el país.

¿Puede contagiarse de nuevo un curado?

El doctor Simón puso ayer en cuarentena los estudios que apuntan a que podrían darse casos de reinfección en pacientes que ya tuvieron el virus y se curaron. Preguntado al respecto de una investigación de la Escuela de Medicina del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, que indica que el 99 % de los pacientes confirmados generaron anticuerpos, el epidemiólogo incidió en que los ejemplos que apuntan lo contrario no son sólidos. Entiende que con los más de 4,5 millones de casos detectados a nivel global, solo ese 1 % restante son muchas personas y se podrían dar todo tipo de variables. «Pero —insistió— no tenemos información muy sólida sobre algunos estudios que hablan de reinfecciones», porque podría tratarse incluso de reactivaciones. Así, el principal responsable sanitario de la gestión de la epidemia en España asegura que de existir estos casos, representan un número mínimo.

Falsa seguridad

Respecto a empresas que están ofreciendo test rápidos de anticuerpos a bajo coste, Simón considera que podrían dar «una falsa sensación de seguridad» a quien se somete a ellos, porque su interpretación sin estar acompañados de pruebas complementarias y asociados a un cuadro clínico resulta muy complicada y podrán darse «negativos que no son realmente negativos». En otras palabras, estas personas podrían llegar a pensar que están protegidas contra el virus, cuando no es así.

Además, el doctor recordó que existe una orden ministerial que obliga a los laboratorios a coordinarse con los servicios sanitarios de las comunidades, porque los positivos implican seguir un protocolo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El grueso de los nuevos contagios se están produciendo entre los sanitarios