La mortalidad del virus se iguala entre los países más afectados

España es aún el segundo con más víctimas por habitante


redacción / la voz

Las diferencias de mortalidad en los casos de covid-19 que había hace unas semanas se han corregido hasta tal punto que los países más afectados de Europa, en los que la epidemia se encuentra en una fase más evolucionada, presentan ya datos muy similares. El porcentaje de los pacientes diagnosticados que fallecen se mueve entre el 11,9 de España y el 19,2 de Francia. En Bélgica es del 16, 3, Reino Unido (14,4), Italia (14), Países Bajos (12,8), Suecia (12,1)... Únicamente hay casos como el de Suiza (5,1), Alemania (4,4) y Portugal (4,2) en los que, aunque la tasa crece, se escapan de la norma para bien.

Y luego está Rusia, con un 0,9, que nadie entiende, sobre todo después de que se haya convertido en el país con más positivos del continente. Es «un dato extremadamente raro», como dice el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CAES), Fernando Simón, porque no se tiene «la seguridad de que estén notificando todos los fallecidos» o de que la manera de hacerlo sea comparable a la del resto.

En lo que sí los datos de España están entre los peores del mundo es en mortalidad respecto a la población. Solo Bélgica, con 76 víctimas por cada 100.000 habitantes tiene un impacto mayor, mientras que China, de ser confiables sus números, estaría en 0,3.

En cuanto a la letalidad del resto de países, al margen de estos casos que presentan muchas dudas, Simón considera que las diferencias responden a la capacidades de detección y los momentos de la epidemia en cada lugar. «Es difícil pensar que el sistema sanitario francés sea mucho mejor o mucho peor que el nuestro, con lo cual estas cifras pueden estar más asociadas al número de casos notificados totales que a la calidad del sistema sanitario», señala el epidemiólogo, para quien el principal riesgo ahora es que el virus «está afectando ya a países con sistemas sanitarios complicados, países africanos y países en vías de desarrollo en los que hay incrementos muy importantes». Así, por ejemplo, «Sudán tiene crecimientos por encima del 30 %, Camerún y Senegal de entre el 15 y el 20 % y Sudáfrica alrededor del 12 %. En América Latina también hay países, como Bolivia, con incrementos por encima del 10 %. Y en Asia y Oceanía tenemos países con recursos más limitados, como pueden ser Bangladés y Pakistán, con incrementos del 7 %».

Ese panorama internacional lleva al director del CAES a ser muy prudente con la eliminación de cuarentenas y las aperturas que se puedan realizar, porque «la probabilidad de importación de casos aumenta, a medida que hay mayor número de países afectados» y eso «puede producir un rebrote».

Tendencia a la baja

La situación preocupa sobre todo ahora que la evolución en España parece bastante controlada. Aunque ayer hubo ocho muertos más que el día anterior y se notificaron 439 casos nuevos -frente a los 426 del martes-, la tendencia a la baja no se rompe. Únicamente Cataluña, con 136 casos, y en menor medida Madrid y Castilla y León siguen mostrando un impacto significativo, porque hay hasta diez comunidades, entre ellas Galicia, que detectaron por PCR diez positivos o menos en las últimas 24 horas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La mortalidad del virus se iguala entre los países más afectados