La muertes por el covid-19 siguen en claro descenso pese al repunte de este martes

El Ministerio de Sanidad lleva más de un mes sin aclarar la cifra de fallecimientos en las residencias

Concentración por los fallecidos en el Chuac
Concentración por los fallecidos en el Chuac

redacción

Aún con el repunte de ayer, cuando se notificaron 176 fallecimientos —medio centenar más que el lunes—, la evolución de la mortalidad por el covid-19 en España sigue claramente a la baja. Más de la mitad de las comunidades llevan ya una semana en la que registran cinco fallecimientos o menos, incluso con días sin ninguno, como ya ocurrió en Galicia y La Rioja y ayer también en Murcia. Con todo son 26.920 las muertes confirmadas, que se podrían incrementar en varios miles más, atendiendo a las personas que también pudieron fallecer por esta causa sin que se le llegasen a practicar pruebas.

En este sentido, lo que sigue sin conocerse en detalle es el número de fallecidos en las residencias de mayores. Sanidad dictó el 3 de abril una orden por la que le daba a las comunidades hasta el 8 de ese mes para que comunicasen los datos. Sin embargo, transcurrido ya más de un mes, el ministerio sigue sin aclarar unas muertes, que las autonomías cifran en más de 17.000. La gran mayoría deberían estar incluidas en el cómputo global, aunque existen muchas dudas al respecto porque, por ejemplo, Castilla y León ha notificado 2.501 óbitos en estos centros, cuando su cifra total de decesos confirmados es de 1.914.

«Pedimos una serie de datos. Nos han llegado. Hemos pedido información adicional al respecto y cuando tengamos información sólida la vamos a facilitar. Pero los dos datos que damos: los fallecidos diarios, acumulados además, y la monitorización de la mortalidad, que se publica diariamente, creo que son dos informaciones muy robustas que permiten hacerse una idea de como ha afectado la epidemia en nuestro país», se limitó a contestar ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

En cuanto al resto de indicadores utilizados para el seguimiento de la epidemia también muestran esa «tendencia descendente favorable», como señaló ayer el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. Al margen de los entre cero y dos fallecimientos que notificaron hasta un total de ocho comunidades, todas menos Cataluña y Castilla La Mancha registraron un ingreso o menos en cuidados intensivos. De hecho, el impacto de Cataluña en las cifras del conjunto del país recogidas en el último informe es más que significativo. De los 24 nuevos pacientes en uci aporta 14 y 318 de los 513 hospitalizados a mayores. Incluso en los nuevos positivos detectados por PCR, que fueron 426 —también con un leve repunte respecto a los 373 del día anterior—, la gran mayoría pertenecen a la comunidad catalana, pese a que, al igual que Madrid, está llevando a cabo una revisión importante de casos antiguos.

Sanidad obliga a testar los casos sospechosos en menos de 24 horas

j. v. lado

Los positivos deben decir con cuántas personas estuvieron desde dos días antes del inicio de los síntomas del covid-19

El Ministerio de Sanidad obliga desde ayer a todos a los servicios de salud de las comunidades, y de forma particular a los centros de atención primaria, a realizar «una prueba diagnóstica por PCR u otra técnica de diagnóstico molecular» a cada paciente sospechoso de covid-19 «en las primeras 24 horas desde el conocimiento de los síntomas». Además, tienen que registrar el número de personas con las que tuvo contacto cada paciente al que se pone en aislamiento desde dos días antes del inicio de esos síntomas.

Estas medidas forman parte de una nueva orden ministerial, a aplicar de inmediato aunque las autonomías tendrán unos días para adaptarse, destinada a «adaptar y reforzar los sistemas de información para el seguimiento y la vigilancia epidemiológica, de manera que pueda realizarse la detección precoz de cualquier caso que pueda tener infección activa y que, por tanto, pueda transmitir la enfermedad». Por eso se establecen protocolos más específicos en una doble dimensión: por un lado incrementa la información individualizada que se exige de cada paciente y, por otro, se piden datos epidemiológicos agregados «completos y precisos» para conformar un panorama de todas las comunidades de manera «relevante, oportuna, operativa y homogénea».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La muertes por el covid-19 siguen en claro descenso pese al repunte de este martes