Un Día Internacional de la Enfermería atípico, virtual y lleno de emociones

Como cada 12 de mayo, se conmemoró el aniversario del nacimiento de Florence Nightingale, precursora de la enfermería moderna


Lugo / La Voz

Cuidar y curar está en el ADN de las enfermeras. Su humanidad es tan fuerte que ni el covid-19 ha podido con ellas. Este martes se celebró como cada año el Día Internacional de la Enfermería, un pequeño homenaje a las profesionales de enfermería en el HULA. Sin embargo, este año la jornada se ha convertido en virtual.

«Es de justicia reconocer el trabajo de los profesionales de enfermería», explica la directora de Enfermería del Área Sanitaria de Lugo, Monforte y A Mariña, María Jesús Pérez, que recordó que son las enfermeras las que están más cerca de sus pacientes. «En esta pandemia nos convertimos en la familia del paciente, intentamos cubrir aspectos emocionales, también importantes en la recuperación de las pacientes», añade la sanitaria, que agradeció el compromiso y el buen hacer a todo el colectivo.

Como cada 12 de mayo, se conmemoró el aniversario del nacimiento de Florence Nightingale, precursora de la enfermería moderna. Además, la OMS declaró el 2020 como el «Año Internacional de la Enfermera y de la Matrona».

El gerente del Área Sanitaria de Lugo, A Mariña y Monforte agradeció la dedicación y el esfuerzo de todo el personal de enfermería y matronas y aseguró que la pandemia de covid-19 demostró aún más el compromiso de las profesionales con toda la sociedad.

Buena parte de la Muralla de Lugo y el Concello se iluminaron este martes por la tarde de color azul para homenajear el trabajo y esfuerzo de este colectivo. La jornada fue organizada por la Dirección de Enfermaría del área sanitaria en colaboración con el Colexio Oficial de Enfermería y la Escola Universitaria de Enfermaría de Lugo.

Gloria Enríquez: «No estábamos preparados para vivir esta situación y de repente, todo cambió»

El papel de la humanización ante la situación de emergencia provocada por el Covid-19 ha sido el tema central de una charla organizada por la Fundación Hospital Optimista en la que participó la supervisora del Área de Humanización del HULA, Gloria Enríquez. «Hablé de la situación de la humanización frente al covid-19», cuenta esta enfermera, que asume que esta situación obligó a enfocar todo el trabajo sobre los pacientes que llegan hasta los hospitales y sobre los profesionales que trabajan en ellos.

«Hay que motivar, potenciar la solidaridad y ser muy agradecidos», cuenta Enríquez, que tiene claro que el impacto emocional de esta pandemia es enorme. «No estábamos entrenados para esto, de repente todo cambió , pero la humanización se reforzó», añade la profesional. Desde que estalló la pandemia, las videollamadas se convirtieron en algo normal en los hospitales para permitir así que los pacientes se sientan acompañados. 

Gloria Enríquez también tuvo palabras de agradecimiento para sus compañeras enfermeras con motivo del día mundial. Aseguró que su esfuerzo diario tiene consecuencias directas y muy positivas en los pacientes. Sin ellas, los hospitales y el mundo serían lugares mucho más grises.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un Día Internacional de la Enfermería atípico, virtual y lleno de emociones