La cuarentena obligatoria a viajeros, una propuesta que se extiende en todo el mundo

SOCIEDAD

Pawan | PTI | dpa | EUROPA PRESS

China fue uno de los primeros países en aplicar esta medida, al considerar que los viajeros son una de las principales amenazas a la hora de controlar la propagación del covid-19

12 may 2020 . Actualizado a las 21:09 h.

Una vez controlada la propagación del covid-19 en sus territorios, todos los países del mundo se plantean qué hacer con la llegada de extranjeros. Los controles en los aeropuertos pueden no ser suficientes debido a las personas asintomáticas, por lo que la obligación de que los viajeros deban cumplir una cuarentena de 14 días ha comenzado a coger más fuerza a nivel internacional.

China

A la cabeza. Hace ya dos meses que China decretó la cuarentena obligatoria a todos los viajeros que llegan desde cualquier país extranjero. Deberán cumplirla en hoteles designados por el propio gobierno, y se ha amplicado de las dos semanas iniciales a un total de tres. El ejecutivo considera los contagios importados como la principal amenaza del país en el control del covid-19. En todo caso, desde que el Gobierno chino decidiera cerrar fronteras a finales de marzo, los viajeros extranjeros, incluso los que tienen visado válido o permiso de residencia en el gigante asiático, no pueden entrar en el país, salvo pocas excepciones, como el personal diplomático. Por eso la cuarentena se aplica sobre todo a ciudadanos chinos que vienen del exterior. 

Pero China fue también uno de los pocos países que aplicó cuarentena incluso para desplazamientos domésticos, de modo que cualquier persona que viajara de Shanghái a Pekín, aunque tuviera su residencia habitual en la capital china, tenía que hacer también esta cuarentena obligatoria. Desde hace unas semanas, el Gobierno municipal de Pekín ha rebajado estos requisitos, y solo se aplica para viajeros procedentes de zonas chinas con alto riesgo.

Reino Unido

Mismo camino. El plan de desescalada de Boris Johnson también incluye una cuarentena obligatoria a los viajeros, con excepción de aquellos llegados de Irlanda y Francia. Los que se la salten se enfrentarán a multas de hasta 1.000 libras y la deportación a sus países de origen.

Estados Unidos

Sin visados. Donald Trump tomó la decisión de cerrar sus fronteras. Aunque de forma transitoria, hasta nueva orden tampoco se tramitarán visados, por lo que ningún extranjero podrá pisar suelo norteamericano.

Francia

Marcha atrás. El primer país en llegadas de turistas del mundo, con 90 millones el pasado año, tanteó la posibilidad de imponer una cuarentena de 14 días. El gobierno de Emmanuel Macron decidió aparcar de momento esta medida, que finalizaría el 24 de julio, ante las críticas suscitadas.

Alemania

Demostración. Aquellas personas que quieran viajar a Alemania deberán demostrar que pueden pasar la cuarentena de 14 días en su residencia. La canciller, Angela Merkel, decretó esta medida a mediados del mes de abril, aunque hoy mismo se pronunció en una reunión virtual con diputados a favor de reabrir las fronteras en el espacio Schengen siempre que la evolución de los contagios lo permita.

Argentina

Expulsión de turistas. No le ha temblado el pulso al presidente argentino, Alberto Fernández, a la hora de garantizar que los viajeros cumplan con la cuarentena. Ya en el mes de marzo expulsó a 270 turistas que se habían negado a hacerlo y que se hospedaban en Buenos Aires.