Gastronomía gallega en una subasta de experiencias a beneficio de Cruz Roja

La solidaridad y la investigación dejan pequeñas buenas noticias en medio de la pandemia, como esta iniciativa de recaudación de fondos por parte del sector hostelero y hotelero. Y que no falte un verso...

Berto Domínguez, que ha donado una mariscada para dos en su restaurante de O Grove
Berto Domínguez, que ha donado una mariscada para dos en su restaurante de O Grove

redacción / la voz

En los próximos meses, alguien se comerá una mariscada digna de un rey. Valorada en al menos 400 euros, quien la deguste habrá desembolsado 1.000, aunque ni uno solo de esos euros irá a parar al bolsillo de Marisol y Berto Domínguez, los anfitriones de ese banquete que tendrá lugar en el restaurante D'Berto en O Grove. Sin embargo, tanto los hosteleros como el cliente darán por bien invertido ese dinero, que irá a parar a Cruz Roja para financiar el Plan Responde con el que hacen frente a la crisis generada por el covid-19.

Esa «mariscada XXL» para dos personas, acompañada de una selección de vinos de productores gallegos que también incluirá añadas antiguas y champán, rematada por una sobremesa con Berto y Marisol, es una de las experiencias únicas que se ofrecen en la gastrosubasta solidaria que lo más granado de la gastronomía española ha puesto en marcha para aportar su grano de arena en la lucha por superar la pandemia. Chefs, hosteleros, bodegueros, hoteleros y marcas agroalimentarias han donado eventos y productos por los que llegan a ofrecerse 8.000 euros y subiendo, como es el caso de un exclusivo evento organizado por el colectivo gastronómico Casacas Rojas. Conocer los secretos del Celler de Can Roca ha sido la excusa perfecta para una donación de 4.500 euros y pasar un un día y cocinar una paella con Quique Dacosta ha servido para aportar otros 1.100, del mismo modo que alguien adquirió por 1.000 euros la mariscada gallega cuyo precio de salida se había fijado en 400.

«Chamaron para participar e nin o pensei, automaticamente dixen si. Agora todos temos que arrimar o ombreiro e esta é unha idea moi bonita. Hai que estar ás duras e ás maduras», explica Berto Domínguez, que como todos los hosteleros está sufriendo las consecuencias económicas del cese de actividad. Confiesa que aún no sabe quién ha sido el comprador, pero promete que su donación valdrá la pena: «Asegurarémonos de que se dea a homenaxe do ano, será unha mariscada ‘a tutiplén', vai saír aplaudindo coas orellas», dice entre risas.

La suya no ha sido la única oferta con sello de la comunidad. Actualmente sigue abierta una puja por una experiencia de dos noches en el Hotel Pazo Carballo con visita a la Bodega Docampo y cata de vinos incluida.

Dos generaciones unidas por el teléfono contra la soledad

El teléfono social puesto en marcha por la Xunta, con unos 180 voluntarios, ha recibido más de 3.000 llamadas

Nerea Abalde tiene 20 años, vive en Vigo y estudia tercero de Psicología. Por las mañanas asiste a clases virtuales. Por las tardes es voluntaria del teléfono social de la Xunta (900 400 800), en el que se ofrece apoyo y acompañamiento a quienes lo necesiten durante la crisis sanitaria y el estado de alarma. «Ya había hecho voluntariado antes, y con la crisis del coronavirus pensé en toda la gente mayor que tiene que estar sola sin apenas nada que hacer, muchos de ellos sin saber usar las tecnologías, que lo único que pueden hacer es encender la tele y ver cosas del coronavirus. Si yo simplemente conversando con ellos un rato puedo alegrarles un poco el día, ¿por qué no hacerlo?», reflexiona.

Así comenzó su participación en un proyecto que, aunque abierto a las llamadas de todo tipo de personas, tiene en los mayores sus usuarios principales. Nerea pudo comprobarlo ya en la primera llamada que atendió. «Una señora mayor, sin familia en Galicia, que solo estaba deseando que todo esto acabara para poder volver a hacer cosas», explica. Al principio reconoce que fue un poco raro ponerse a hablar con una desconocida, pero enseguida hilaron conversación. «Tenía mucho de que hablar, me contó cómo había sido su vida, cómo ha cambiado con esta situación... Yo tengo 20 años y alguien mayor ha vivido otras cosas, piensa diferente, y es muy bonito ver los distintos puntos de vista que tenemos», cuenta Nerea, que reconoce que después de 40 minutos de charla colgó con la sonrisa en los labios: «Me sentí muy bien por haber ayudado, aunque sea un poco».

Nerea Abalde es voluntaria del teléfono social 900 400 800
Nerea Abalde es voluntaria del teléfono social 900 400 800

Ella es uno de los cerca de 180 voluntarios que participan en este servicio de la Consellería de Política Social. Desde el 24 de marzo, el teléfono social ha recibido más de 3.000 llamadas. Además de charla telefónica y compañía, también se atendieron más de 1.000 casos de emergencia social y unas 280 consultas fueron derivadas a especialistas de atención psicológica que también forman parte del proyecto.

Una de esas especialistas es Marina González Folgueira, que destaca el gran efecto terapéutico que puede tener contar con un oído amigo. «Simplemente con que alguén che escoite, che preste atención, che faga sentir importante, moita ansiedade e moita incerteza cálmanse, e o sentimento de soidade baixa», dice. Para quienes necesitan algo más, ella y sus compañeros les proporcionan pautas e incluso les enseñan técnicas de relajación a través de la línea telefónica.

Un producto antimicrobiano podría mantener los textiles sin virus una semana

La empresa Nob166, perteneciente al Parque Científico y Tecnológico de la Universidad Jaume I de Castellón, ha desarrollado un potente antimicrobiano, con capacidad protectora de hasta siete días, capaz de impedir que el SARS-CoV-2 se replique en superficies textiles y que podría aplicarse en hostelería, sanidad o en los propios hogares para garantizar que las telas queden libres del virus durante una semana.

La directora gerente de la compañía, Noelia Beltrán, ha explicado que el desinfectante actúa como una «armadura» que va liberando iones de plata de manera controlada a lo largo de siete días. Esos iones «se unen a la capa de lípidos (grasa) que rodea al coronavirus y la disuelven». De esa manera, el ARN (material genético) del coronavirus queda expuesto y acaba por desactivarse, impidiendo que se replique. El producto ya se comercializaba, pero tras realizar ensayos con el SARS-CoV-2, aseguran que se ha confirmado un resultado «muy potente con una cantidad de producto mínima». También evita la infección por otros patógenos como la salmonela, el aspergillus, la listeria o la gripe aviar.

verSOS: De tirar o rixón...

De tirar o rixón

Fareino

No teu corpo

Para facer firme o calamento dos desexos

Estibarei

Na popa

O aparello dos abrazos

Para traer o tope da tenrura

Hei de vender o peixe todo

Na boca ávida da túa lonxa

PACO SOUTO

Ilustración do poema feita polo propio escritor, cos versos manuscritos arredor
Ilustración do poema feita polo propio escritor, cos versos manuscritos arredor

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Gastronomía gallega en una subasta de experiencias a beneficio de Cruz Roja