La Guardia Civil denuncia a Iberia Express por el vuelo operado completamente lleno de gente entre Madrid y Gran Canaria

Iago García
Iago García REDACCIÓN

SOCIEDAD

Patricia Cabrera

Se vivieron momentos de tensión entre el pasaje antes del despegue al ver que no se dejaban asientos libres entre los pasajeros. La aerolínea, defiende que el aire se renovó cada pocos minutos y que se usaron mascarillas, pero la benemérita considera que se incumple la normativa

11 may 2020 . Actualizado a las 17:46 h.

Los pasajeros del vuelo operado esta tarde de domingo por Iberia Express entre el aeropuerto madrileño de Barajas y el de Las Palmas de Gran Canaria han mostrado su estupefacción al ver que no se cumplían las premisas de distanciamiento social recomendadas por las autoridades sanitarias durante la crisis sanitaria del coronavirus. El avión se ha ido llenando prácticamente por completo, impidiendo esta circunstancia mantener la distancia social entre los viajeros. 

Se han compartido en redes sociales imágenes que demuestran que la aeronave iba repleta. Una de las que ocupaba un asiento era Patricia Cabrera, jugadora de Baloncesto del Baxi Ferrol y oriunda de Las Palmas de Gran Canaria. Pedía que «alguien explicase» lo que estaba ocurriendo. No ha sido la única que antes de despegar dejó de forma gráfica su testimonio sobre lo lleno que iba el avión. 

A todo esto, la compañía responde asegurando que se ha tratado de cumplir con las recomendaciones sanitarias de prevención a las que se ve obligada. Según Iberia relataba esta pasada noche al programa El Objetivo, de LaSexta, se ha tratado de un hecho excepcional y en todo caso se han mantenido en lo posible las medidas higiénicas: todos los pasajeros llevaban mascarillas y el sistema de renovación de aire del aparato ha actuado cada dos minutos para evitar contagios. A bordo, además, empleados de Iberia señalaron que era «absolutamente legal» volar con la plena ocupación del vuelo