El café y la caña, mañana, dependen del cielo

El primer día que reabrirán muchas terrazas se espera que haya chubascos durante todo el día en el suroeste de la comunidad. En el resto de Galicia, las lluvias harán acto de presencia por la tarde


El ambiente renovado que vivirán las calles gallegas debido a la reapertura de comercios y de terrazas se verá empañado por las lluvias. En el suroeste de Galicia ya desde primera hora de la mañana los chubascos complicarán la tarea de salir a hacer recados y duisfrutar de ese primer café de bar. En el resto de Galicia la lluvia se hará persente por la tarde, según informa Meteogalicia.

El frente asociado a una borrasca que empezará a entrar mañana en Galicia provocará que el martes las lluvias sean generalizadas en toda la comunidad, y estarán presentes prácticamente todo el día. Será el miércoles cuando empiecen a remitir, pese a que por la tarde podrá caer algún chubasco.

En el caso de las temperaturas, serán suaves y acordes a esta época del año. Mientras las mínimas mañana se mantendrán en los mismos valores que estos días, las máximas experimentarán un ligero ascenso. Así, en las horas centrales del día Pontevedra y Ourense alcanzarán los 23 grados, pero en el resto de urbes los termómetros marcarán, como mucho, entre 20 y 21 grados. Con el avance de las jornadas, las mínimas subirán levemente y las máximas se mantendrán sin apenas cambios. El viento, de nordés, soplará flojo pero moderado en el litoral y con rachas fuertes en el extremo norte.

¿Qué se puede hacer desde este lunes con las nuevas normas de la fase 1?

J. V. Lado

A la movilidad dentro de la provincia y las menores restricciones sociales, se suman ahora la apertura de comercios de más de 400 metros, la caza y la pesca

El paso de las cuatro provincias gallegas a la fase 1 del plan de transición hacia una nueva normalidad supuso una serie de medidas adicionales de alivio de las restricciones sociales y económicas impuestas el 14 de marzo con el decreto del estado de alarma, que se regulan a través de la orden ministerial SND/399/2020. El pasado jueves el ministro de Sanidad, Salvador Illa, relajó algunas de las normas que estaban vigentes, como la posibilidad de cazar y pescar, o la apertura de más comercios. Sigue también la movilidad dentro de la provincia, la posibilidad de visitar y reunirse con familiares y amigos, el acceso a los establecimientos comerciales y hosteleros y la participación en ceremonias como el culto religioso y los funerales. Todo ello presidido por la máxima de la responsabilidad personal y el objetivo fundamental, que es minimizar la posibilidad de contagios, sobre todo de los colectivos con más riesgo, como el de las personas mayores.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El café y la caña, mañana, dependen del cielo