La provincia se queda a las puertas del primer hospital libre de covid-19

Este jueves ingresó en Verín una mujer de 93 años, la única que queda en el centro sanitario comarcal


verín / la voz

Se quedó Verín al borde de convertirse en el primer hospital de la provincia que se libra del coronavirus, pero habrá que esperar. Este miércoles quedaba un paciente ingresado en planta en el comarcal, que recibió finalmente el alta. Pero este jueves se confirmó otro positivo, el de una vecina de la comarca de 93 años. Con todo, su pronóstico es bueno. «Está caminando, hablando y respirando correctamente. Tenemos la esperanza de poder darle el alta en seis o siete días», indicó José María Morán, jefe de Medicina Interna del centro sanitario.

En el recinto, donde la epidemia ha dejado hasta el momento un total de 36 ingresos -entre los que hubo seis fallecimientos-, miran con algo más de optimismo los días que vendrán. Se han contabilizado hasta ahora 60 positivos tras unas 1.700 PCR, de las que 300 se realizaron a domicilio o en el punto de control. En municipios como Laza, por ejemplo, no se constató ningún contagio. Y en el global de la comarca, el primer caso documentado se remonta al 19 de marzo. De hecho, hasta ayer, el último positivo se había registrado el 20 de abril.

Desde entonces, la curva ha ido bajando y, en consecuencia, el pasado lunes se elevó el ritmo de la actividad asistencial. «Empezamos con un aumento de consultas presenciales, en horarios de mañana y tarde. Más numerosas en el segundo caso porque podemos separar la sala de espera en dos mitades. Y la nota positiva es los pacientes vienen con mascarilla y guardan las distancias», concretó Guillermina Agulla, directora del distrito sanitario. Además, también se ha dado luz verde a los procesos de cirugía que no requieren el ingreso del paciente en el hospital, según explicó la facultativa verinense.

La coordinación del personal

Cesáreo Álvarez, jefe de Urgencias en el hospital de Verín, explica que el sector «se tuvo que expandir a zonas anexas para poder crear dos circuitos de funcionamiento, uno para pacientes covid y otro para los que no». Esto implicó un aumento de los recursos y también de la complejidad logística. «Hubo menos usuarios durante este tiempo, pero el nivel de atención está aumentando estos días y reduciéndose en los pacientes con sospecha de covid-19», indica Álvarez. En este sentido, la tendencia de Verín parece ir en paralelo a la que también muestra el CHUO, donde Francisco Aramburu, el coordinador de Urgencias del hospital ourensano, detectó un aumento de los usuarios que acudían al servicio desde la semana pasada, con un porcentaje más elevado de casos por patologías cardiovasculares, como antaño.

Morán, de Medicina Interna, incide en «el funcionamiento armónico» del área con Urgencias, y quiso dar protagonismo a los especialistas de Atención Primaria. «Se ha estado constantemente en coordinación con los centros de salud y los médicos de Primaria, y el éxito de esto también es suyo, porque han llevado muy bien las cosas», expuso.

La valoración de los enfermeros

Miriam Rodríguez, supervisora de la planta covid en el hospital verinense, cuenta que a ellos les tocó «reinventarse». «Éramos como soldados y nuestras armas eran los epis», dice. Explica que mantuvieron «un nivel adecuado de equipos de protección y, aunque hubo momentos puntuales por falta de suministros, estuvimos protegidos».

En Verín, según Guillermina Agulla, se contaron 8 positivos entre el personal sanitario, ninguno ingresado. «Y se seguirán haciendo pruebas», dijo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La provincia se queda a las puertas del primer hospital libre de covid-19