Los obradoiros y planes de empleo, también pendientes de la desescalada

Alrededor de 250 personas tuvieron que dejar la formación laboral debido al estado de alarma


vilagarcia / la voz

Los obradoiros de empleo son otra de las muchas actividades que han tenido que parar como consecuencia del covid-19. Va para dos meses que no se encienden los ordenadores en sus aulas ni se mueve una herramienta en sus talleres. El confinamiento impide desarrollar el programa lectivo, aunque en casos como el de O Grove han buscado la manera de mantener el contacto a través de Internet. Skype está siendo de gran ayuda para resolver dudas o tutorizar a los futuros cocineros y camareros, pero los fogones de A Lanzada deben seguir apagados de momento.

En todo caso, la actividad lectiva y presencial se retomará en el punto en la que se dejó a mediados de marzo y una vez que las fases de la desescalada lo permitan. Entre tanto, profesorado y alumnado siguen percibiendo su salario, a la espera de que se normalice la situación.

En la comarca de O Salnés se desarrollan este año siete obradoiros con 132 alumnos en total, todos personas desempleadas que encuentran en este modelo una oportunidad para aprender un oficio al tiempo que perciben una retribución económica. La iniciativa se desarrolla con fondos de la Xunta de Galicia -2 millones para estos siete talleres-, y con la colaboración de los concellos, que se benefician de las obras y servicios que prestan los alumnos durante su formación laboral, bien sea cuidando de los parques y jardines, diseñando páginas web o ejerciendo de monitores de tiempo libre.

En concreto, están en ejecución cinco talleres duales (Forme 19) en Vilagarcía, Vilanova, Cambados, O Grove y el clásico de Hostalería do Salnés que desarrolla la mancomunidad. Además, se imparten otros dos talleres juveniles para menores de 30 años (Labora Xove 2019) en Vilagarcía y en Cambados y a estos hay que sumar el obradoiro compartido entre los concellos de Valga y Moraña.

Otro de los proyectos de formación laboral que se ha visto alterado por la pandemia del covid-19 es el Plan Integrado de Emprego de la Mancomunidade do Salnés. No es posible mantener las clases presenciales ni las prácticas, pero su equipo de consultores continúa realizando sesiones individuales telemáticas para realizar el seguimiento de los candidatos a un empleo y para preparar entrevistas de trabajo. El objetivo final es conseguir un contrato laboral al centenar de personas que participan en esta iniciativa y, para ello, el Emprega Salnés ha creado una plataforma en la que participan más de seiscientas empresas.

En el campo del emprendimiento, la crisis sanitaria también está condicionando los proyectos en marcha. En todo caso, el coworking que la Xunta desarrolla en el centro de Vista Real (Vilanova) continúa su actividad por vía telemática.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los obradoiros y planes de empleo, también pendientes de la desescalada