¿Deben La 1 y «MasterChef» pedir perdón a Saray?

El sindicato CC.OO. solicita que en el próximo programa se disculpen «por el maltrato dado a la concursante»


Redacción

Sin pretenderlo MasterChef está yendo casi a una polémica por día. Cuando los fans aún no se habían recuperado de la perdiz sin desplumar que Saray presentó en la prueba de eliminación y por la que fue expulsada de forma fulminante, llegó Willy Bárcenas acusando a la cadena de vetarle en la edición Celebrity (algo que tanto la productora como La 1 han negado de forma tajante). Todo eso mientras se conocía la lista de los dieciséis concursantes de la próxima edición de famosos, con nombres como Celia VIllalobos, entre otros. Ahora continúa la controversia, ya que el sindicato CC. OO. solicita que «en el próximo programa de MasterChef, se emitan disculpas públicas por el maltrato dado a la concursante Saray Carrillo», por la forma cómo fue expulsada del programa. 

«Saray, lo sabían desde la productora Shine Iberia, es una persona que debe ser cuidada y protegida dadas las especiales circunstancias que la conforman como persona», continua el comunicado que recoge El Confidencial, refiriéndose a su condición de «transexual y gitana», como ella misma se definió en su vídeo de presentación.

 «Saray es mucho más que una perdiz puesta en un plato, Saray es mucho más que una concursante a la que puedas maltratar y hacer de ese maltrato un objetivo para mejorar la audiencia», sigue el sindicato. El programa del pasado lunes fue seguido por 2,9 millones de espectadores y obtuvo un 21,8 % de la audiencia. 

Saray, dipuesta a ir a «GH VIP» o a «Supervivientes»

Tras su estrepitosa salida de MasterChef, Saray asegura a Efe que no se arrepiente de nada y que le encantaría participar en espacios de telerrealidad como Gran Hermano VIP o Supervivientes. De hecho, esta educadora social ya se dejó ver en televisión antes de su reasignación de sexo en Casados a primera vista

«La verdad es que me encantaría ir a Gran Hermano Vip o a Supervivientes. Ojalá pueda entrar porque me gustaría muchísimo que la gente me pudiera conocer de verdad», afirma. Sobre su actuación que provocó su expulsión, reconoce que «no fue la más acertada ni la correcta», pero se sentía «muy al límite» ante unos jueces que en la primera prueba de este cuarto programa criticaron sus «galletas morunas» mientras fueron más benévolos con «platos tan básicos como una macedonia o una leche frita».

Acerca de la repercusión mediática y en redes sociales de su conducta, especialmente con la presentación de la perdiz sin desplumar -que llamó «pájaro muerto en lo alto de un plato» y sirvió cantando «volando voy, volando vengo»- dice que ha «flipado», aunque insiste en que no se arrepiente y que volvería a hacerlo. «He pedido disculpas desde mi cuenta de Twitter pero tampoco me voy a martirizar. Ahora me lo voy a tomar a risa. Creo que no me tengo que deprimir tampoco», ha comentado.

No lo entiende como una falta de respeto ni a los 30.000 candidatos que se quedaron fuera, ni al programa, ni al jurado ni a sus compañeros. «He actuado lo mejor que he podido. Estamos bajo presión y sin contacto con la familia, y hay compañeros que te ponen una cara y luego es otra, que aprovechan la mínima ocasión para pisarte. Yo, en ese terreno hostil, me sentía como en un campo de minas».

Expulsión fulminante en «MasterChef» por un plato de perdiz muerta y sin desplumar

B. P. L.

Los jueces eliminaron a Saray por problemas de actitud y aseguraron que seleccionarla ha sido su mayor error en ocho años

Cada edición de MasterChef tiene su candidato a peor plato de la historia del concurso y este lunes el programa batió un nuevo récord en la lista de los horrores culinarios. Hace tres ediciones los jueces calificaban un manzana asada con espuma de gazpacho presentado por una concursante llamada Paloma como un «ascazo» y una «marranada». Y qué decir del popular «león come gamba» de Alberto, que provocó la expulsión más polémica y cruel del concurso.

En la noche del lunes Saray marcó un nuevo hito con otra preparación que provocó su salida fulminante del concurso de Televisión Española. La educadora social de Córdoba encadenó enfados con el jurado que la llevaron a rebelarse y a presentar encima del mostrador una perdiz muerta y sin desplumar.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Comentarios

¿Deben La 1 y «MasterChef» pedir perdón a Saray?