Más de la mitad de los vecinos no salieron de casa durante el confinamiento

Viernes Santo, con 76.804 habitantes, fue el día con más gente confinada en la zona


Carballo / La Voz

El Ministerio de Transportes realizó un estudio sobre el grado de cumplimiento del estado de alarma, aprobado el 14 de marzo. Analizó los desplazamientos durante el confinamiento con el rastreo de 13 millones de teléfonos móviles. En el caso de la Costa da Morte, mediante la señal de 13 antenas instaladas en la zona.

Y los resultados del estudio reflejan que el 56 % de los vecinos no efectuaron un solo viaje durante el aislamiento, frente al 44% que, al menos, sí realizó un desplazamiento. El Ministerio de Transportes tomó como referencia seis fechas: 14 de febrero, 20 y 27 de marzo y 3, 10 y 17 de abril. Los datos confirman que la gente empezó a quedarse en casa de forma masiva cuando se aprobó el real decreto y alcanzó el pico el Viernes Santo (76.804). A partir de ahí hubo un leve retroceso. Pero vayamos por partes.

El 14 de febrero, San Valentín fue una jornada de mucho trasiego. El 31% de los vecinos se quedaron en casa, frente al 69 % que realizó, al menos, un viaje. Pero la entrada en vigor del real decreto lo cambió todo. El primer muestreo, efectuado el 20 de marzo, reflejó un cambio de tendencia, con 63.798 personas en se quedaron en sus domicilios, frente a las 27.925 que habían realizado, dos o más salidas. Los que optaron por no salir a la vía pública fueron en aumento, alcanzando el pico máximo el 10 de abril, Viernes Santo: el 64,8 % de los residentes en la Costa da Morte guardaron el confinamiento, frente al 35,2 % que sí viajó. A partir de esa fecha, hubo un cambio de tendencia. La gente empezó a salir más. El último apunte, fechado el 17 de abril, en plena expansión de la pandemia, indica que el 50,8 % de los habitantes, repartidos en los 16 concellos de la zona, optaron por confinarse frente al 49,2 %, que decidieron coger el coche u otro medio de transporte.

El cumplimiento del aislamiento fue mayor en A Laracha, Carballo, Cerceda y Coristanco

El informe del ministerio deja también variaciones dignas de análisis por concellos. Paradójicamente, los más próximos a A Coruña registraron mayores tasas de confinamiento: A Laracha (126,8 %), Carballo (105 %), Cerceda (86,4 %) y Coristanco (69,7 %), de lo que se deduce, primero, que hay una masa empresarial y asalariada muy dependiente de la capital herculina y, segundo, que la crisis sanitaria golpeó de lleno a sectores muy relacionados con actividades que no fueron imprescindibles durante el confinamiento.

En el otro lado de la balanza se encuentran los concellos de las comarcas de Soneira y Fisterra, donde los movimientos fueron mayores debido a una mayor dependencia del vehículo para aprovisionarse de alimentos y medicinas. El caso más paradigmático lo representa Camariñas. El 14 de febrero se contabilizaron a través del rastreo de teléfonos móviles a 1.197 vecinos, que realizaron dos o más viajes aquella jornada. El 17 de abril la cifra se elevó hasta los 1.302 desplazamientos (dos o más) lo que supuso un incremento del 8,8 % en apenas dos meses.

Más de 800 multas, las dos últimas ayer por sendos positivos en drogas

Tras la puesta en marcha del real decreto por el que se ordenó el confinamiento de la población, las fuerzas de seguridad de la Costa da Morte han propuesto más de 800 multas, a una media de unas 30-50 a la semana, fijando el pico máximo hasta la fecha en Semana Santa, con más de un centenar de propuestas de sanción. Las dos últimas denuncias se pusieron ayer. Fue durante un control preventivo de la Guardia Civil en Os Pinos, en la parroquia carballesa de Artes. Dos vecinos de Ordes, que viajaban en sendos vehículos, fueron interceptados por agentes del instituto armado. Al detectar la posible presencia de restos de estupefacientes en el organismo, alertaron a la Policía Local de Carballo. Una patrulla se trasladó al lugar y realizó los test a los conductores, vecinos de Ordes. Ambos dieron positivo en el test indiciario por lo que se enfrentan a sendas multas de mil euros y a la retirada de seis puntos en el carné de conducir.

«Nunca na vida vira tal cousa»

x. a.

Estrella Lado pasó todo el estado de alarma en su casa

Estrella Lado Andrade (Carballo, 80 años) pasó todo el estado de alarma en su casa. Sin salir una sola vez. Bajó a la calle este lunes a las siete de la tarde para un paseo, pero el martes ya sufrió vértigos y no pudo volver. Ayer llamó al médico y le puso tratamiento. Vive sola, aunque cuando hay colegio una nieta la acompaña. Tenía suficiente comida, y cuando necesitaba algo una sobrina le hacía llegar lo necesario. «Amañeime como puiden», afirma. No salió por las órdenes del Gobierno y por el temor al coronavirus. «Non saín porque tiña medo. Nunca na vida vira tal cousa», asegura.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Más de la mitad de los vecinos no salieron de casa durante el confinamiento