Merkel adelanta la «nueva normalidad»: abre el comercio y tolera paseos en grupo

Deja a las regiones que decidan sobre ocio, gastronomía, turismo, ferias y vida académica

Merkel, durante la videoconferencia con los dirigentes de los 16 estados federales de Alemania
Merkel, durante la videoconferencia con los dirigentes de los 16 estados federales de Alemania

Berlín / E. La Voz

Virólogos alemanes alertaban hace unos días de que se espera una segunda ola de nuevas infecciones, e incluso una tercera. Aun así, la presión por parte de la ciudadanía -fundamentalmente de dos colectivos, la ultraderecha y los conspiranoicos-, de la economía y de los líderes de algunos estados federados obliga a Angela Merkel a acelerar la llegada de la «nueva normalidad» con la eliminación de muchas restricciones.

Tras la reunión telefónica de este miércoles, la canciller alemana y los jefes de los 16 länder acordaron que permitirán salir a la calle en grupos a personas de dos familias y no solo con quienes vivan bajo el mismo techo, o de a dos, como hasta ahora. Por otro lado, todos los comercios, también los que superen los 800 metros cuadrados fijados como límite hace unas semanas, abrirán siempre y cuando reduzcan el aforo. Asimismo, se anula el veto que pesaba sobre las residencias de ancianos, que podrán recibir visitas de uno de sus allegados.

Finalmente, el país, en el que no ha habido confinamiento, autorizará la práctica de deporte al aire libre en grupo, aunque respetando la distancia de 1,5 metros. Una norma, la del distanciamiento social, que Merkel y los dirigentes regionales decidieron prolongar como mínimo hasta el 5 de junio, con el fin de seguir frenando la propagación del covid-19.

«Hemos superado la primera fase de la pandemia, pero todavía estamos al comienzo y pasaremos una temporada con el virus», admitió la líder del Gobierno, que ya en marzo auguró que entre un 60 y un 70 % de los alemanes acabarían contagiándose. «Mientras no haya vacuna habrá peligro», corroboró el primer ministro de Baviera, Markus Söder.

Consciente de ello, la canciller ha conferido aún más poder a las autoridades regionales, que decidirán sobre la reapertura de su gastronomía, turismo, universidades, clubes, ferias, centros de estética y hasta cines, teatros y salas de conciertos. No obstante, se ha establecido una suerte de «red de seguridad», en virtud de la cual los länder se comprometen a introducir nuevas medidas restrictivas en aquellas circunscripciones o municipios en los que se registren más de 50 nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes, un tope que se resistieron a aceptar las autoridades de Berlín, Hamburgo y Bremen.

También la reanudación de la vida académica queda en manos de los estados federados, que pretenden que todos los alumnos, y no solo los del último curso de primaria y los dos últimos de bachillerato como sucede ahora en la mayor parte del país, regresen a las aulas al menos un día a la semana antes de las vacaciones de verano. Para disfrute de los aficionados al fútbol, la Bundesliga podrá volver a las pantallas a partir de la segunda quincena de mayo, a puerta cerrada sin público. Según el Instituto médico Robert Koch, hasta el miércoles se contabilizaron 164.807 contagiados y 6.996 muertos por el virus en Alemania.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Merkel adelanta la «nueva normalidad»: abre el comercio y tolera paseos en grupo