La hostelería mantiene su cierre patronal si no se revisan los ERTE

SOCIEDAD

Joaquin Corchero

El plan de desescalada concede el lunes el funcionamiento de las terrazas al 50 %, pero solo se ha avanzado en un borrador sanitario

08 may 2020 . Actualizado a las 07:42 h.

Una semana después de que la vicepresidenta del Gobierno, Teresa Ribera, lanzase hacia el sector de la hostelería aquel «quien no se sienta cómodo, se entiende que permanezca cerrado», los empresarios mantienen su propuesta de cierre patronal ante lo que consideran unas condiciones inviables para la reapertura este mismo lunes, cuando el plan de desescalada concede el funcionamiento de las terrazas al 50% (además de la recogida de comida a domicilio, ya vigente en la actual fase).

Las reuniones entre los representantes del sector (con presencia de técnicos de hostelería y turismo), y las ministras de Industria, Comercio y Turismo (Reyes Maroto) y Trabajo y Economía Social (Yolanda Díaz), además de la secretaria de Estado de Comercio (Xiana Méndez) han sido infructuosas. Apenas se ha avanzado en la elaboración de un borrador de un protocolo higiénico sanitario para afrontar la apertura, pero los hosteleros solicitan que se ratifique en documento oficial.

Sin embargo, la clave se encuentra en la flexibilización de los ERTE. El Gobierno se niega a que se extiendan, al menos, durante seis meses desde el fin del estado de alarma y a que los empleados puedan incorporarse gradualmente, tal como ha solicitado el empresariado. La rígida postura del Ejecutivo respecto a este punto ha trascendido a otros ámbitos económicos, que también han mostrado su preocupación al respecto, lo que ha llevado a la Confederación Empresarial de Hostelería y a la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) a mantener su propuesta de cierre patronal desde el lunes.