Xunta y universidades empiezan a preparar el próximo curso con docencia online y presencial

En colaboración con la Amtega y la Fegamp, las universidades asegurarán un punto de conexión estable a media hora del domicilio de cualquier estudiante


Santiago / La Voz

El foco se había puesto hasta el momento en cómo cerrar un curso excepcional y quebrado por una crisis sanitaria. Ahora que el sistema de evaluación está decidido, la incógnita se trasladaba al próximo curso. Hasta ahora. La conselleira de Educación, Carmen Pomar, anunció este miércoles a los rectores de las tres universidades gallegas que en las próximas semanas se pondrá en marcha una comisión interdisciplinar que coordine la preparación del próximo año académico y que se encargará de abordar un plan integral de refuerzo de la docencia que contempla la transición hacia la docencia mixta, que combina las clases presenciales con el aprendizaje on-line, aunque no se ha establecido en qué porcentaje.

Según los planes que ha avanzado la consellería el plan integral permitiría que una serie de centros universitarios implantasen esa docencia mixta, lo que supone la modificación estructural de las metodologías docentes, de la formación del profesorado y potenciar definitivamente las evaluaciones continuas, por ejemplo. Las universidades deben presentar a finales de mayo el listado de facultades interesados en entrar a formar parte de este programa. Los centros y las titulaciones participantes contarán también con certificados de seguridad sanitaria, así como con sellos de innovación educativa. También el personal docente conseguirá un reconocimiento académico y un mérito relevante para los complementos retributivos.

A través de la firma de convenios con las tres universidades este verano, la Xunta financiará los gastos que sea necesario hacer para adaptarse a las nuevas circunstancias (como para por ejemplo la mejora de infraestructuras). La comisión interdisciplinar, en la que participan el Sergas, la Axencia para a Calidade do Sistema Universitario de Galicia, FEUGA y las tres universidades, valorará todos los escenarios posibles que se puedan producir el próximo curso para prever posibles soluciones. 

No se trata de una cuestión temporal, sino de aprovechar lo que se ha tenido que aprender a marchas forzadas durante esta crisis sanitaria. Lo explica el rector de la Universidade de Santiago, Antonio López: «Hai cousas que debemos incorporar, como incorporar técnicas non presenciais ou máis avaliación continua» de manera permanente en la universidad. En principio, cualquier titulación es susceptible de formar parte de este programa piloto de «incorporación da docencia non presencial como algo ordinario».

Durante la reunión también se hizo un repaso a cómo avanza el final de este curso. La conselleira felicitó a los tres rectores por el esfuerzo realizado en las últimas semanas para que el alumnado tuviese el mayor grado de certeza posible y que las circunstancias desconocidas que ha producido la crisis sanitaria deben ser tenidas en cuenta a la hora de evaluar. Los exámenes presenciales se realizarán solo en casos excepcionales, según confirmaron las tres universidades y la consellería.

Lo que sí harán las tres universidades es utilizar los recursos de la Amtega (a través de la red de 98 aulas Cemit, presentes en 92 ayuntamientos) y de los servicios municipales, como bibliotecas o casas de cultura y también algunas de las aulas de informática universitarias, asegurando un punto de conexión estable a menos de media hora de los domicilios. Aunque la idea partió del ámbito de la USC, que lo anunció estos días, será todo el sistema universitario el que se beneficie de la colaboración. Aquel alumnado que tenga una conexión precaria podrá desplazarse a algunos de estos centros para realizar alguna prueba, siempre asegurando que se cumplen las medidas de seguridad. «Non vai ser masivo» el uso de esta herramienta que se pone a disposición del alumnado, que aunque tiene la posibilidad de conectarse con su propio equipo, también podrá disponer de ordenadores

Los estudiantes no volverán a las aulas hasta el mes de septiembre

Mónica P. Vilar / Sara Carreira
Una niña gallega estudia en su casa, tras el cierre de los colegios el 16 de marzo
Una niña gallega estudia en su casa, tras el cierre de los colegios el 16 de marzo

En la fase 2 podrá haber clases de refuerzo y abrirán colegios para niños de Infantil cuyos padres trabajen

No habrá vuelta a las aulas hasta el mes de septiembre. El Gobierno ha descartado retomar la docencia presencial este curso, que terminará como hasta ahora: con alumnos y profesores trabajando desde sus casas en todos los niveles de enseñanza, desde los colegios a las universidades.

Con todo, el plan de desescalada comunicado ayer por el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez contempla en su fase dos —que de cumplirse los plazos podría llegar a finales de mayo— la apertura de las aulas para algunos supuestos, como clases de refuerzo voluntarias. Así, los alumnos de cursos que supongan final de etapa (4.º de ESO, 2.º de Bachillerato, 2.º de FP de grado Medio o Superior o similar) podrán acudir a colegios e institutos aunque en grupos reducidos.

Seguir leyendo

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
29 votos
Comentarios

Xunta y universidades empiezan a preparar el próximo curso con docencia online y presencial