Un informe de expertos sanitarios dice que la Generalitat «infravaloró» la pandemia

Señalan que la gestión en la autonomía de la crisis sanitaria del coronavirus tuvo «ausencia de protocolos, coordinación y recursos»

Dos profesionales sanitarios del Hospital de Mar de Barcelona durante una pausa laboral esta semana
Dos profesionales sanitarios del Hospital de Mar de Barcelona durante una pausa laboral esta semana

Redacción

La Generalitat de Cataluña, según un informe de sus propios expertos sanitarios, «infravaloró» la pandemia, algo que tuvo consecuencias en la gestión sanitaria del coronavirus en la autonomía. Así lo señala el documento de su Consejo Asesor de la Salud, del que se ha hecho eco el diario El Mundo. Textualmente, se señala que «la crisis del Covid-19 ha evidenciado la fragilidad de nuestro sistema sanitario [...] Se infravaloraron inicialmente los brotes, posteriormente la epidemia y, finalmente la pandemia». El órgano consultivo de la sanidad catalana aporta que esta forma de actuar supuso afrontar la pandemia sin los recursos suficientes y de forma improvisada.

Este comité de profesionales especializados en salud pública también aporta al respecto la «ausencia de protocolos y pautas rigurosas para hacer frente a la crisis», «falta de coordinación y liderazgo», «deficiencias en el análisis y la previsión de la importancia de la pandemia», «falta de disponibilidad de pruebas para diagnosticar la enfermedad y de equipos de protección individual [para los sanitarios]» y también «falta de previsión de la afectación del Covid-19 en el sistema de residencias geriátricas».

Otro tipo de secuelas sociales derivadas de la errada gestión del problema serían psicosociales. La carencia «masiva» de recursos supuso «tener que decidir entre quien podía tener más posibilidades de sobrevivir y quien no» lo que, a la postre y según el texto que cita El Mundo, habría «generado una alarma social entre la población más mayor y vulnerable totalmente evitable». Califica con el término «inhumano» que los familiares de los enfermos graves que acabaron falleciendo por Covid-19 no pudieran despedirse de ellos en el momento álgido de la pandemia.

Ayuso advirtió al Gobierno de una «emergencia sanitaria» antes de que se autorizara la manifestación del 8-M

Gonzalo Bareño
Ayuso, este miércoles, en la Asamblea de la Comunidad de Madrid
Ayuso, este miércoles, en la Asamblea de la Comunidad de Madrid

Una jueza madrileña estudia los dos correos electrónicos enviados desde la Comunidad el día 7 al delegado del Gobierno, investigado por presunta prevaricación

La Comunidad de Madrid advirtió a la Delegación del Gobierno en la región de la existencia de una «emergencia de salud pública causada por el coronavirus» antes de que el Ejecutivo autorizara la manifestación del 8 de marzo con motivo del Día Internacional de la Mujer, que congregó en las calles de la capital a más de 100.000 personas cuando ya había en España fallecidos por el covid-19 y centenares de contagios.

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, envió dos correos electrónicos el 7 de marzo, a través de la Dirección General de Salud Pública, al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, advirtiéndole de la grave situación. Esos correos están en poder del jueza del juzgado de instrucción número 51 de Madrid que investiga a Franco por un presunto delito de prevaricación. La Delegación del Gobierno sostuvo que nunca recibió notificaciones sobre la situación sanitaria creada por le covid-19 antes del 14 de marzo, cuando el Gobierno decretó el estado de alarma. «No consta en la Delegación del Gobierno recepción de comunicaciones sanitarias con anterioridad al día 14 de marzo de 2020, en el marco de la crisis generada», respondió la Delegación del Gobierno en Madrid cuando fue requerida por la jueza para ofrecer su versión de los hechos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Un informe de expertos sanitarios dice que la Generalitat «infravaloró» la pandemia