Las agrupaciones de Protección Civil cambian las tareas con la desescalada

Priorizan el reparto de protecciones, entrega de libros y desinfección sobre la distribución de alimentación y medicamentos


Carballo / La Voz

El inicio de la desescalada ha derivado en cambios importantes en la organización de tareas que llevan a cabo las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil de la Costa da Morte desde que se decretó el estado de alarma. El reparto de alimentos y medicamentos sigue siendo importante, sobre todo entre los mayores que viven solos o son dependientes, pero ahora hay otras prioridades como las desinfecciones, el reparto de mascarillas y pantallas de protección y la entrega de material escolar.

«Seguimos coa distribución de alimentos e menciñas, pero iso baixou dende que se iniciou a desescalada», apuntó Ramón Pérez Barrientos, coordinador de Protección Civil de Muxía, entidad que tiene 22 voluntarios. Y añadió: «Agora estamos reforzando os traballos de desinfección de espazos públicos, accesos a supermercados e farmacias e colectores de lixo porque é unha mágoa non rematar o traballo xa iniciado». De hecho, Protección Civil de Muxía tiene un equipo específico, integrado por cinco personas, que se dedica a las labores de limpieza y desinfección.

En Cee, las tareas de limpieza están subcontratadas a una empresa que trabaja para el Concello, por lo que Protección Civil, que suma 15 voluntarios, desempeña otras tareas no menos importantes: «Continuamos coa entrega de equipos de protección individual, sobre todo máscaras infantís e seguimos co reparto de material escolar, ordenadores e tabletas para os rapaces, porque moitos dos que estudan en Cee residen en Mazaricos, Dumbría, Muxía, Camariñas... E, claro, non van vir os pais a recollelo, por iso facémolo nós», dijo Juan Manuel Trillo Caamaño, coordinador de Protección Civil de Cee.

Y en Carballo, como sucede en Cee, los servicios de limpieza están externalizados en favor de una empresa, por lo que la agrupación local, integrada por 42 personas, continúa con el reparto de alimentos en el Fórum, con la distribución de mascarillas y lleva a cabo todo tipo de actuaciones, siempre en coordinación con Servizos Sociais, que es el departamento que dirige estas labores desde que arrancó la crisis sanitaria.

La distribución de mascarillas infantiles se extiende por toda la comarca.

«Tivemos que subir ao tellado dun quinto para liberar unha gaivota, que aínda nos peteirou»

«Agora que xa se pode saír non ten sentido que vaiamos nós animando á xente para que quede na casa», dice Modesto Parga. Protección Civil de Ponteceso se pasó seis sábados recorriendo el municipio para insuflar alegría a los vecinos durante el confinamiento. Las dos últimas semanas fueron especialmente animadas. Uno de los sábados montaron en el remolque a Juan Ramón Vidal, un vecino de Corme que desde mediados de marzo ofrecía conciertos desde su ventana. Los de Protección Civil se lo llevaron de paseo por un montón de lugares, cuyos residentes pudieron disfrutar en directo de su enorme repertorio. La semana siguiente fueron Noelia Leis y Miguel Lema, del dúo DeFesta, los que partieron desde Lestimoño para entretener durante hora y media a los que llevaban semanas encerrados.

Modesto Parga dice que ahora se centrarán en la desinfección, que buena falta hace. «O sábado estaba o malecón cheo e a xente toca todo», explica. No las tiene todas consigo por lo que saldrá con los voluntarios todos los días. Ayer lo hizo para repartir las pantallas fabricadas por Miguel Lema a los alumnos del CRA.

Durante este tiempo han colaborado en la elaboración de mascarillas y en su reparto y en tareas menos relacionadas con el covid-19 porque «a xente chama para todo». Una de sus últimas hazañas fue el rescate de una gaviota.

«No alto dun edificio puxeran unhas cordas para evitar as gaivotas e unha quedou prendida. A xente chamaba. “Pobriña”, dicían, dá mágoa. Tivemos que ir, subir ao tellado dun quinto e puidemos collela, pero aínda nos peteirou. Ao concelleiro Faustino Santiago Lema deixoulle unha marca», explica.

Alerta de la importancia de no bajar la guardia estos días, ni las tapas de los contenedores. «Se as deixamos abertas é para que a xente non as toque», recuerda.

Pero agradece profundamente el comportamiento de los vecinos de Ponteceso, lo bien que se han portado y lo mucho que han agradecido los esfuerzos de los voluntarios de Protección Civil, que seguirá cuidándolos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las agrupaciones de Protección Civil cambian las tareas con la desescalada