«Isto non é Zara, pero hoxe case o parece»


pontevedra / la voz

La historia de Vanessa Villanueva es de esas que demuestran que la Galicia rural sigue viva y con jóvenes dispuestos a emprender y tirar del carro incluso en tiempos de coronavirus. Vanessa, de 26 años y madre de un niño, abrió hace un año una tienda en el municipio pontevedrés de Rodeiro llamada UVe. En teoría, es un comercio de lencería, moda y hogar. Pero esta joven ha sabido ver las necesidades que hay en un pueblo donde el suyo es actualmente el único negocio textil, y lo mismo despacha camisetas térmicas que cestas de regalo para bebés. Vanessa reabrió ayer, con horario reducido y cita previa. Y se emociona al ver cómo reaccionó su clientela, esa que no compra por Internet porque prefiere que la atienda su vecina: «Isto non é Zara, pero hoxe case o parece. Abrín pola mañá e vendín catro pantalóns, roupa interior, tiven encargos de cestas para bebés... Foi moi ben. Penso que os clientes viñeron porque o necesitaban, pero tamén para axudar a unha veciña. Estou moi agradecida», dice. Pese al buen inicio, Vanessa, como tantos autónomos gallegos, viene con miedo al futuro inmediato: «Ata agora estiven contenta, gústame o que fago e os clientes responden ben. Pero teño bastante medo ao que poida vir. Temo que se esqueza pronto o de mercar no comercio local e que o pase mal... Oxalá non sexa así». Después sigue al pie del cañón, atendiendo a los clientes y colgando sus nuevos artículos en Facebook. Porque en Rodeiro se prefiere la venta presencial, pero las redes sociales también cuentan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

«Isto non é Zara, pero hoxe case o parece»