Parir en tiempos del coronavirus

Matronas y embarazadas piden al Sergas un protocolo único en todos los hospitales y que se respeten los derechos de la mujer en el parto durante la pandemia


Santiago / la Voz

A la lógica incertidumbre y preocupación de las embarazadas que deben dar a luz en estas semanas de pandemia, se suma el desconcierto de no saber con qué medidas se van a encontrar las familias en el hospital. Y es que no hay un protocolo común a todos los hospitales del Sergas que establezca si la madre puede estar acompañada sea o no positivo en SARS-CoV-19, si se respeta el contacto piel con piel con el bebé, o si se inicia la lactancia materna.

El colectivo Embarazadas Galicia, apoyado por otras diez asociaciones feministas y de fomento de la lactancia materna, han elaborado un escrito para que se unifiquen todos los protocolos y se garantice la presencia del acompañante a la madre, tomando las medidas pertinentes de protección, así como la no separación de madre y bebé tras el parto.

Y es que tanto la Sego, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, como otras entidades científicas, han establecido que deben respetarse los partos fisiológicos y el acompañamiento, sea o no positivo en coronavirus la madre, siempre adoptando medidas de protección. «Queremos que haya un protocolo claro para decirle a la mujer que no está sola en estos momentos, que unifiquen e informen», explica María Porto, presidenta de Embarazadas Galicia. 

Por la información que ha llegado a este colectivo, en cada hospital asumen sus propias normas, por lo que una mujer que da a luz en Ferrol no tiene los mismos derechos que una que lo haga en O Salnés, por ejemplo, «teniendo en cuenta además que en estos momentos ya no se puede elegir hospital para parir». Todas las sociedades científicas —insiste Porto— recomiendan no separar aunque la madre sea positivo, siempre que esta lleve mascarilla y guantes y mantenga las medidas higiénicas pertinentes».

Aunque no aparece como firmante, la Asociación Galega de Matronas (Agam) también apoya las demandas de este escrito. Isabel Abel, su presidenta, asegura que en un principio el Sergas publicó un protocolo que no seguía las recomendaciones de sociedades científicas como la Sego y la Seneo (la sociedad española de neonatología), por lo que pidieron al Sergas que lo modificase. La Xunta lo retiró, pero no ha dado a conocer ninguno otro, «por lo que ahora cada hospital aplica el suyo, cuando debe de haber uno de base para todos».

«Ante una embarazada sana no hay excusa, pero aunque sea positiva hay que favorecer el acompañamiento, garantizando la seguridad», dice Abel. Por ejemplo, explica, si el acompañante tiene fiebre y tos puede no ser adecuado que esté presente en el parto, pero si es asintomático o con síntomas leves puede acompañar a la madre. Las entidades científicas, además, siguen recomendando la lactancia materna: «La separación no tiene sentido, y hospitales en donde ha habido muchos más casos —como sucede en Madrid— siguen fomentando la no separación», explica la presidenta de Agam.

Sanidade prepara un texto

Uno de los ejemplos que ponen estos colectivos es Valencia. La consejería valenciana publicó un protocolo en el que se recogía que todos los partos se harían sin acompañante durante la pandemia, pero tras las protestas de matronas y otras sociedades, el Gobierno autónomo dio marcha atrás y emitió un nuevo protocolo siguiendo las recomendaciones de la Sego y el resto de entidades.

El Sergas asegura que están trabajando con varias asociaciones para poder consensuar un único protocolo para todos los hospitales gallegos, y mientras tanto, apunta, se aplica el del ministerio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Parir en tiempos del coronavirus