Jon Favreau: «Mi gusto por el cine lo formó George Lucas»

El director de «The Mandalorian» afirma que su personaje es «una versión deconstruida de Clint Eastwood»

ZUMA Wire dpa

los ángeles / colpisa

Desde la comedia navideña Elf hasta la traslación a acción real de los clásicos de Disney El libro de la selva y El rey león, pasando por la saga Iron Man. Pocos cineastas han navegado con éxito en el mundo cinematográfico como el director Jon Favreau (Nueva York, 1966). Su último proyecto es The Mandalorian, la primera serie ambientada en el universo Star Wars con personajes de carne y hueso y la tarjeta de presentación de Disney+, la nueva plataforma de vídeo bajo demanda de la compañía de Mickey. La historia tiene lugar cinco años después El retorno del jedi y el protagonista es un misterioso cazarrecompensas.

-Es la primera serie de acción real ambientada en el universo «Star Wars». ¿Por qué se involucró en el proyecto?

-Yo crecí con La guerra de las galaxias. Es una estética hacia la que gravito porque mi gusto por el cine lo formó George Lucas. Aprendí sobre cine a través de la lente de sus películas. Poder volver a su mundo con la libertad que ofrece esta nueva plataforma, que nos abre la puerta a esta novelización de la historia y un retorno a las raíces, es un sueño hecho realidad. Es divertido este estilo de narración donde surgen historias de una semana a otra porque estamos involucrando a la audiencia. No sentimos que estemos repitiendo o copiando nada de Star Wars.

-En cuanto a los directores, hay muchos amigos suyos dirigiendo capítulos. ¿Cuáles han sido sus contribuciones?

-Muchas personas trabajan en esta incubadora de historia y tecnología, uniéndose a la serie porque son fanáticos de Star Wars y se suman con un entusiasmo contagioso. Es un ambiente muy colaborativo. Hablamos mucho sobre la historia entre todos, aunque yo escribo la mayor parte. Las personas involucradas, ya sea en Industrial Light & Magic (ILM, la casa de efectos especiales de George Lucas) o Lucasfilm o el elenco de The Mandalorian, dan su opinión, que es considerada y adquiere personalidad dentro de la narración. Ha sido muy emocionante para nosotros tener ese tipo de entorno para trabajar todos los días.

-¿Qué significa trabajar para Disney+?

-Parte de la intriga es formar parte de este nuevo servicio, todas las personas, se encuentren donde se encuentren, podrán ver la serie. Es bueno que la gente pueda experimentar algo diferente. Eso es lo que realmente me gustó de Juego de tronos. Esa curiosidad de la audiencia por saber lo que iba a ocurrir cada semana. Entiendo que el servicio aún no está disponible en todas partes, pero a medida que se desarrolle, todos vivirán esa experiencia. Para nosotros hay un diálogo muy divertido que esperamos provoque la reacción del público. Eso nos emociona como cineastas. Y la audiencia ahora está muy atenta a lo que estamos haciendo en la segunda temporada.

-La historia se ambienta entre la caída del Imperio y el surgimiento de la Primera Orden. ¿Por qué eligió ese tiempo?

-En El retorno del jedi se alude a un mandaloriano. Era un cazarrecompensas que llevaba una armadura mandaloriana. Fue un personaje que me provocó fascinación a pesar de no aparecer mucho en las películas. Me gusta la imagen del mandaloriano porque realmente se remonta a las películas de wésterns y samuráis que originalmente habían influido a Lucas. Es una versión deconstruida de Clint Eastwood y el personaje del hombre sin nombre, un rol genial, misterioso y divertido.

-Publicó una foto suya y de Lucas en el rodaje. ¿Cuando lo conoció?

-Conocí a George Lucas en su Rancho de ILM, mezclando Iron Man, mientras él trabajaba en Clone Wars. Le mostré Iron Man y le dije: «Si alguna vez necesitas un director, me encantaría colaborar contigo». De aquella reunión surgió The Mandalorian. Ha sido una relación larga, primero entendiendo lo que significan sus películas y ahora con el rodaje de la serie.

-¿Le gustan las redes sociales?

-Tienes que tener cuidado con lo que dices porque es algo público, pero al mismo tiempo si eres sincero con la gente que conecta con tu trabajo se convierte en un medio muy poderoso, muy útil. Cuando un amigo te recomienda a otro es porque le ha gustado lo que le ofreces y eso es mucho mejor para el negocio que una buena crítica. En Estados Unidos, gracias a las redes, la gente está conectando sus gustos y hobbies de una forma que antes, al menos cuando yo crecí, no podía hacerse.

-¿Le gusta correr riesgos?

-Me gusta el reto. Soy consciente de que la memoria del público corre a mi favor. Claro que todo depende de cuantas veces hayas visto las películas de Star Wars. Creo que hemos sido fieles a la idea original de Lucas. Estamos en otra era, en otro momento, pero la serie conecta con el universo de la saga. Estoy muy contento con el resultado y entusiasmado de compartir cada episodio con el público.

-Usted dirige una serie gastronómica en Netflix.

-Sí. Me encanta la gastronomía. Vi muchas películas con esta temática antes de rodar la serie y algunas me parecieron hipnóticas como Comer, beber, amar o Jiro Dreams of Sushi. Incluso mi hijo, que no hay forma de sacarlo de las hamburguesas y los perritos calientes, cuando vio Jiro Dreams of Sushi me pidió que lo llevara a probar el omakase sushi, que muchos adultos no se atreverían a probar, pero, como había visto la película y experimentado a través de los ojos lo que era, quería saborearlo. 

-¿Le cuesta aceptar las críticas?

-Cuando son constructivas no me molestan. Hoy en día todo el mundo puede ser crítico porque tiene oportunidad de decir lo que piensa en las redes sociales. A los buenos críticos, los que saben de verdad y conocen el medio los admiras y les das la bienvenida, digan lo que digan, e incluso cuando no les gusta tu trabajo. Me provoca tristeza no conectar con ellos, pero acepto sus palabras. La crítica de cine se ha convertido en una estadística y no en algo personal. Es algo desafortunado, porque recuerdo cuando Roger Ebert escribía una crítica tú aprendías de ti mismo como realizador. Eso no tiene precio. Hoy en día hay cinco escritores con esa capacidad de crítica, ese conocimiento, ese dominio cultural del medio. El resto es pura estadística y lo único que te interesa es saber cuántas estrellas tiene ese filme.

El desembarco de Disney+ aviva la guerra del «streaming»

Beatriz Pallas

La plataforma de contenidos del gigante del entretenimiento empezará a operar en España el martes. En solo cinco meses de vida en EE. UU. y Canadá, suma ya 28 millones de suscriptores

La guerra del streaming encara uno de sus episodios más esperados: la llegada a Europa, incluida España, de Disney+. En solo cinco meses desde su estreno en Estados Unidos y Canadá, esta plataforma ha sumado más de 28 millones de usuarios y ha logrado tomar impulso para afrontar ahora su expansión internacional. A partir del martes 24, los suscriptores españoles tendrán acceso a sus grandes clásicos y a producciones exclusivas de este nuevo servicio; en total, más de 500 películas, 300 series y 25 producciones originales con las que busca abrirse un hueco en un mercado rebosante, diverso y con marcas ya muy asentadas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Jon Favreau: «Mi gusto por el cine lo formó George Lucas»