España registra el mínimo de muertes, pero Sanidad teme rebrotes del virus

Las 164 víctimas en 24 horas suponen la cifra más baja desde el pasado 19 de marzo

Europa Press

redacción

Las cifras hay que ponerlas en cuarentena porque llegan después de un fin de semana largo, en el que viernes fue festivo, pero el número de fallecidos con coronavirus confirmado por pruebas PCR que notificó ayer el Gobierno es el más bajo desde el estallido de la epidemia. Eso no implica que haya sido vencida.

Las 164 víctimas registradas en 24 horas (hasta las nueve de la noche del sábado) suponen el mayor descenso de un día para otro desde el pasado 18 de abril y hay que retrotraerse a justo un mes antes, el 18 de marzo, para encontrar otra jornada en la que se produjesen menos de 200 fallecimientos.

También los nuevos casos notificados (838) marcan otro récord a la baja. La última cifra inferior data del 11 de marzo cuando aún no se había decretado el estado de alarma y se empezaba a discutir si era oportuno o no que se celebrasen actos multitudinarios.

Aunque hay algunas diferencias entre comunidades, el incremento medio de caso en España está situado en el 0,39 %, sin que, por el momento se haya observado que las medidas de relajación del confinamiento, como la vuelta al trabajo en determinados sectores o las salidas de los niños, hayan tenido efecto alguno en la expansión de la epidemia.

La incidencia acumulada, que refleja los nuevos casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, estaba en 231 el período del 23 de marzo al 5 de abril y ahora es de 57, cuando en Reino Unido o Bélgica se sitúa por encima de 100, en Estados unidos es de 122 y en Irlanda de 146.

En cualquier caso, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CAES), Fernando Simón, aunque incide en que la evolución es buena, incluso mejor de lo que cabría esperar y de lo que predecían muchos modelos, insiste en que «estos descensos hay que valorarlos con cuidado», porque los riesgos persisten.

Por ejemplo, para el epidemiólogo, «sería un poco inocente pensar que la inmunidad de rebaño nos va a sacar de esta», porque se calcula que para ello tendría que estar infectado «entre el 67 y el 70 % de la población» y, pese a que todavía no hay datos del estudio, todo apunta a que el nivel de contagio es muy inferior. Basta mirar las hospitalizaciones y los ingresos en unidades de cuidados intensivos, como dice Simón, para concluir que en ningún caso se ha llegado a ese volumen de infección, por el que se podría considerar que la población está protegida.

El director del CAES no puede asegurar que no vaya a haber rebrotes el próximo otoño —«porque garantías no tenemos»—, pero considera que «puede pasar con mucha probabilidad», por lo que «hay que estar preparados para esa situación», al margen de los focos que se puedan dar ahora durante el proceso de desescalada. Entiende Simón, eso sí, que «los focos más importantes son conocidos y están potencialmente controlados», porque se circunscriben a los entornos hospitalarios, las residencias de mayores y los centros sociosanitarios.

El primer estudio hecho en atención primaria da una inmunidad del 5% en Barcelona

El equipo de atención primaria Cerdeña de Barcelona publicó ayer el primer estudio de prevalencia poblacional del SARS-CoV2 que, aunque cuenta con una muestra muy pequeña, de solo 311 personas y en un distrito concreto, el de Horta-Guinardó, da unos resultados muy parecidos a los de otras investigaciones realizadas a nivel internacional, por lo que los investigadores entienden que se podría extrapolar al conjunto de la ciudad.

Según estas pruebas —realizadas con test de diagnóstico rápido que permiten detectar los anticuerpos IgG e IgM mediante una técnica que se conoce como inmunocromatografía de difusión—, el 5,47 % de las personas analizadas han sido infectadas con el coronavirus por lo que habrían desarrollado cierto grado de inmunidad.

La distribución por franjas de edad de los resultados se corresponde con la de la población del distrito y se observa una mayor prevalencia entre los jóvenes y los adolescentes, así como en las personas mayores de 80 años.

El equipo Cerdeña es un centro de primaria concertado con el Servicio Catalán de Salud y lo dirige Jaume Sellarés, que es el vicepresidente del Colegio de Médicos de Barcelona, y tiene como investigador principal a Carlos Brotons, que forma parte del Instituto de Investigación Biomédica del Hospital San Pau, también en la capital catalana.

Los resultados de su trabajo, en cuanto a incidencia del covid-19 entre la población se parecen bastante a otros realizados en Ginebra (Suiza), con un 5 % de positivos, o en California (Estados Unidos), con entre un 4 y un 4,2, frente a un estudio efectuado en Wuhan (China) con 1.021 trabajadores asintomáticos, de los que estaban contagiados el 9,6 %.

Del estudio epidemiológico puesto en marcha por el Ministerio de Sanidad no hay aún resultados, como confirmó ayer el epidemiólogo Fernando Simón, mientras que el de la Xunta, algo más avanzado en la toma de muestras, se va a revisar. Según explicó el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, aprovecharán que al grupo de los seleccionados gallegos para el estudio estatal se les extrae sangre, para cruzar los datos y corroborar los resultados de los test rápidos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

España registra el mínimo de muertes, pero Sanidad teme rebrotes del virus