Sánchez: «No hay plan B, el único plan es el estado de alarma»

El presidente del Gobierno advierte de que todas las ayudas económicas se suspenderán si el Congreso rechaza la prórroga de la medida de excepción y anuncia que el uso de mascarillas será obligatorio en el transporte público

Rueda de prensa de Pedro Sánchez El presidente del Gobierno comparece en la primera jornada en la que está permitida la salida generalizada de casi toda la población, regulada por franjas horarias, después de 49 días de confinamiento

Madrid / La Voz

«No hay plan B, el único plan es el estado de alarma». El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha vinculado la evolución positiva de los datos en la expansión de la pandemia del covid-19 al mantenimiento en el futuro de las medidas constitucionalmente excepcionales que afectan a la libertad de movimientos de los ciudadanos y limitan otros derechos fundamentales. «La enfermedad está siendo controlada en el país y el estado de alarma funciona», señaló Sánchez en una rueda de prensa en la Moncloa en la que trató de presionar a la oposición advirtiendo de que si no consigue sacar adelante el próximo miércoles en el Congreso la nueva prórroga que solicitará el Gobierno se suspenderían todas las ayudas económicas a ciudadanos, empresas y autónomos puestas en marcha como consecuencia de la pandemia.

«¿Qué pasaría al día siguiente no solo en el ámbito del confinamiento y de los niños, de los trabajadores que se benefician de los ERTE o de los bonos sociales aprobados como consecuencias del estado de alarma?», se preguntó. «Todo eso quedaría suspendido como consecuencias de la no aplicación del estado de alarma», respondió él mismo, a pesar de la opinión de muchos expertos constitucionalistas que consideran que las medidas sanitarias, de confinamiento y de distanciamiento social para hacer frente al coronavirus se podrían tomar bajo el amparo de leyes ordinarias.

Es el único instrumento

Frente a ello, Sánchez aseguró el estado de alarma es «el único instrumento que tenemos para hacer frente al covid-19» y para aplicar las ayudas y medidas económicas. Según Sánchez, la decisión de prorrogar el estado de alarma «no es un capricho», una «excentricidad» y ni siquiera una decisión política, porque, es el comité científico que asesora al Gobierno el que decide si se prorroga o no esa medida excepcional. Insistió en que es necesario por tanto que todas las fuerzas políticas, el Gobierno y la oposición y los agentes sociales remen «juntos» y logren un «gran pacto de reconstrucción, gobierne quien gobierne». «Ya estamos parando unidos al virus, ahora toca mantenerlo a raya», indicó.

Ocho semanas más de estado de alarma

«Rebajar la protección sería una irresponsabilidad absoluta», señaló, ante la posibilidad de que los partidos no aprobaran en el Parlamento la prórroga del estado de alarma, y añadió que todos los países de nuestro entorno han adoptado medidas excepcionales similares. La previsión «razonable» del Gobierno es mantener por tanto el estado de alarma durante otras ocho semanas, aunque las prórrogas se seguirán solicitando cada quince días. Sánchez, en todo caso, da por hecho que su Gobierno agotará la legislatura. «Tenemos cuatro años para la reconstrucción y estamos preparados para afrontar mejor las consecuencias económicas y sociales», dijo.

Entre las nuevas medidas anunciadas por el jefe del Ejecutivo está la obligación a partir del 4 de mayo de llevar mascarillas para todos los usuarios del transporte público. El próximo Consejo de Ministros aprobará también un fondo especial para la reconstrucción de 16.000 millones de euros no reembolsables para las comunidades, de manera que ninguna «se quede atrás, con independencia del impacto de la pandemia en cada una de ellas». En ese consejo se liberarán también otros 20.000 millones de euros en créditos del ICO para empresas y autónomos.

Pese a las quejas de la oposición y de las autonomías por la falta de diálogo en la toma de decisiones, afirmó que el Gobierno «desde el primer momento ha buscado el diálogo entre las fuerzas políticas», ha convocado ya ocho conferencias de presidentes autonómicos» y está dispuestos a la «cogobernanza» con las comunidades en la aplicación de las medidas frente al coronavirus. Según explicó, habla con todos los grupos parlamentarios antes de tomar las decisiones. «A pricipios de semana hablo con todos los líderes políticos para dar cuenta de la situación. Tenemos la voluntad de rendir cuentas y forjar consensos», indicó, al tiempo que rechazo entrar en polémicas políticas.«Ningún virus se cura con insultos», dijo.

Habrá nuevos rebrotes

Sánchez dio por hecho que habrá rebrotes en los contagios en los próximos días y pidió por ello que se respeten escrupulosamente las medidas de distanciamiento social y de aislamiento para que estos sean los mínimos posibles y no colapsar de nuevo los centros sanitarios. Cuando se produzca ese freno en alguna provincia no significará «un fracaso», dijo, y será necesario «dar un paso atrás». Respecto al uso de la provincia como referente para la evolución de las fases previstas, indico que son los expertos los que lo recomiendan, dado que los ciudadanos en general ignoran las fronteras de las áreas sanitarias.

Justificó las declaraciones de la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, en las que dijo que quien no se sienta seguro no abra sus negocios, y señaló que a nadie se le obliga a la reapertura de sus locales. Respecto al fútbol, dio a entender que se celebrarán partidos a puerta cerrada. «Lo veremos antes por televisión que en el estadio», indicó. Y anunció por último que su esposa, Begoña Gómez, está ya recuperada tras haber dado positivo en la prueba del coronavirus y ha superado la enfermedad.

Casado y Arrimadas acusan al presidente de mentir

Tanto PP como Ciudadanos han respondido inmediatamente a las declaraciones de Sánchez sobre la comunicación con los partidos de oposición. Los populares afirman que en 43 días, el presidente del Gobierno solamente ha llamado a Pablo Casado dos veces, la última vez hace trece días, mientras que Inés Arrimadas asegura que hace dieciséis días que el presidente no la llama.

Además, Pablo Casado ha pedido a Sánchez concreción en las medidas si quiere su apoyo para la prórroga del estado de alarma. El líder de los populares afirmó que el presidente del Gobierno puede contar con ellos para «medidas de choque económico, de respaldo social a los colectivos más vulnerables» siempre que haya claridad, pero considera que «no tenemos a nadie al timón».

La líder de Ciudadanos, por su parte, ha respondido a Pedro Sánchez a través de su cuenta de Twitter y ha afirmado que «para exigir 'responsabilidad', primero hay que practicarla» y considera que, ya que no hay plan B, «lo que tendría que hacer es buscar el consenso para acordar un verdadero plan A».

Torra rechaza la prórroga si no recupera competencias

El presidente de la Generalitat catalana se ha mostrado partidario de que Junts per Catalunya rechace la prórroga del estado de alarma una vez más si no recupera competencias, y ha afirmado haberse sentido hasta ahora como un «invitado de piedra» en las reuniones con el Gobierno. Lo ha hecho en una rueda de prensa telemática como réplica a la petición por parte de Pedro Sánchez de una cuarta ampliación por otros 15 días más., y después de que su grupo hubiera ya votado en contra de la prórroga anterior.

Quim Torra considera necesario recuperar las competencias en Salud e Interior, y ha recordado que ya le ha propuesto al Gobierno tres opciones alternativas, sin éxito: derogar el estado de alarma, aplicarlo solo a algunas autonomías, sin incluir a Cataluña, o prorrogarlo con una modificación que devuelva las competencias a la Generalitat ante la pandemia. Y ha afirmado que «cualquiera de las tres opciones» les parecería «correctas porque permitirían tomar decisiones».

Ha destacado, además, que durante las reuniones de presidentes autonómicos, Sánchez solamente les explica lo que ya ha dicho el día anterior en su comparecencia televisada, y espera que en esta ocasión «cambie, porque no se puede continuar solamente centralizando decisiones», una fórmula que, en su opinión «no funciona». A pesar de todo, ha garantizado seguir acudiendo a estas reuniones, porque «no callará» a la hora de explicar cuáles cree que son las mejores propuestas para los catalanes ante esta crisis.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Sánchez: «No hay plan B, el único plan es el estado de alarma»