El límite entre Galicia y Asturias, donde es imposible cumplir la norma

José Francisco Alonso Quelle
José Alonso RIBADEO / LA VOZ

SOCIEDAD

30 abr 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Si se quiere hacer cumplir la norma que impide viajar entre provincias, el Gobierno deberá cortar el tráfico en la N-642, que en varios tramos serpentea entre Asturias y Galicia. Más allá de la caricatura, hay lugares donde el día a día convierten las fronteras administrativas en papel mojado. Una de esas zonas mestizas es Abres, la parroquia eclesial que comparten el ayuntamiento asturiano de Vegadeo y el gallego de Trabada. Ocurre que la escuela, el cementerio y la iglesia están en Asturias, adonde ahora tienen prohibido ir los residentes en la zona gallega. El alcalde de Vegadeo, César Álvarez, pedirá aclaraciones a la Delegación del Gobierno.

Quien más sufre la situación es Ribadeo, referente comercial y de servicios de una amplia comarca asturgalaica. La autovía del Cantábrico une por el puente de los Santos las dos comunidades autónomas y la Guardia Civil y la policía ribadense han tenido que enviar de regreso a asturianos que pretendían acceder a comprar en Ribadeo, donde se encuentra la única área comercial entre Ferrol y Avilés. Ya no lo hacen y, sin la vecina Asturias, Ribadeo tiene mucho más complicado ver el final del túnel.