«Xa non teño o coronavirus e perdín doce quilos de peso, pero aínda teño algo de fatiga»

El alcalde de Vimianzo entre junio del 2011 y junio del 2019 y líder de Adiante Vimianzo, Manuel Antelo Pazos, ya ha superado la enfermedad


Carballo / La Voz

El alcalde de Vimianzo entre junio del 2011 y junio del 2019 y líder de Adiante Vimianzo, Manuel Antelo Pazos, ya ha superado la enfermedad: «Xa non teño o coronavirus, aínda que teño a típica voz propia do coronavirus. Coñezo os resultados dende a semana pasada, cando me fixeron as probas. Estou moi contento porque houbo momentos que o pasei moi mal, pero agora atópome ben, recuperando forzas. Porque se hai algo que ten o virus é que te deixa ser forzas, sen ganas de nada, só de estar tirado no sofá e na cama. Por non ter, no tes nin ganas de comer. Eu perdín doce quilos de peso, a un por día». Ahora Manuel Antelo permanece confinado en casa, «que non en cuarentena», algo que desea matizar y es lógico ya que lleva aislado, con pruebas y de médicos desde que comenzó el confinamiento, el 13 de marzo, un día antes de que el Gobierno anunciara el decreto de estado de alarma. El día 15 de marzo empezó a sentirse mal de estómago y el 17 sufrió los primeros episodios de febrícula.

Fueron unos días muy complicados: «Paseimo moi mal por min, pola miña familia, pero tamén por todas esas persoas que perderon a vida por culpa da pandemia».

Antelo aseguró que si hay dos cosas que le quedan grabadas de toda experiencia es el papel «dos sanitarios, o traballo que fan en moitas ocasións sen os medios de protección axeitados, e despois, os maiores. Xente que morreu soa, que sofre soa a enfermidade, xente que levantou este país durante décadas. Creo que os nosos maiores merecen unha homenaxe reivindicativa por todo o que fixeron, e fan, por nós».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Xa non teño o coronavirus e perdín doce quilos de peso, pero aínda teño algo de fatiga»