Hay papel higiénico, pero falta lejía

Pasado más de un mes del encierro, la demanda de productos en el súper ha variado, ahora escasean los tintes y palomitas

La lejía es uno de los productos más demandados
La lejía es uno de los productos más demandados

FERROL / LA VOZ

Los previos y los primeros días del confinamiento, en los que empezaron a llenarse en masa los supermercados, el papel higiénico era el producto que primero se agotaba en los establecimientos de la zona, llegando incluso a quedarse estanterías vacías de este producto.

Pero ha pasado más de un mes de confinamiento, y por un lado, los vecinos de la zona han comprobado que hay abastecimiento garantizado de papel higiénico; y por otro, el propio avance del tiempo encerrados entre cuatro paredes ha hecho que surjan otras necesidades. 

Palomitas para microondas

«Se agotan en dos o tres horas, las reponemos y vuelven a volar», dice una trabajadora del Froiz de Ares, señalando la estantería vacía donde se colocan las bolsas de palomitas para hacer al microondas. Los snacks se han convertido en producto de primera necesidad, así como las pipas y otros frutos secos.

Levadura

Es, sin duda, uno de los ingredientes más demandados en el estado de alarma, aunque en los primeros días nadie lo diría. Pero estar confinados ha despertado el lado repostero de muchos, y la levadura es ingrediente imprescindible para hacer unas tortitas, galletas o un postre similar. En algunos establecimientos de alimentación de la zona han incluso habilitado bolsas de hasta cinco kilos de levadura, que dan para hacer numerosos platos dulces. «La compro por los niños, porque se entretienen mucho haciendo postres» afirma Lorena, que tiene dos hijos, de 5 y 7 años. 

Tintes

El avance del confinamiento también ha sacado a la luz otras necesidades de tipo estético. Las canas hay que taparlas y las peluquerías están cerradas, aunque muchas ya han abierto sistemas de precita para cuando se levante el encierro. Así, que los tintes de supermercado, que se puede aplicar uno en casa, sin grandes complicaciones, también vuelan entre los clientes del súper. Estos productos tienen un precio que oscila entre los 3 y 6 euros, y tienen una duración de varios lavados. «Antes apenas los reponíamos, y ahora cada semana», explica una trabajadora. 

Lejías y desinfectantes

Si hace mes y medio eran las estanterías de papel higiénico las que eran saqueadas en los supermercados, ahora es posible ver baldas vacías por completo de lejías y desinfectantes. Aún así, ya se ha pedido desde las autoridades sanitarias precaución a la hora de utilizar estos productos, ya que están proliferando las intoxicaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Hay papel higiénico, pero falta lejía