Alemania arranca la desescalada con mascarilla

La Voz

SOCIEDAD

SASCHA STEINBACH | EFE

Con 155.193 infectados y 5.750 víctimas, cada estado federado recupera la normalidad a un ritmo diferente, desde los que han abierto escuelas y comercios, a los que permiten oficios religiosos de hasta medio centenar de personas

28 abr 2020 . Actualizado a las 16:37 h.

Alemania marca el ritmo y el camino al resto de países del Viejo Continente. Sin necesidad de medidas severas, Angela Merkel ha logrado contender una pandemia que está siendo letal en gran parte del mundo. En plena desescalada, el uso obligatorio de la mascarilla alcanzó hoy a todo el país, aunque a distintos niveles según cada land (estado federado), a la espera de que la canciller y los líderes regionales marquen los siguientes pasos frente al covid-19.

Según informa EFE, para los ciudadanos de Baviera y el Sarre, la obligatoriedad de la mascarilla en el transporte público y comercios rige desde la semana pasada; en el resto del país se implantó este lunes; en Berlín sólo rige en autobuses y metros, pero no en los comercios. «Hay diferencias regionales. Pero no olvidemos que la pandemia tampoco tiene la misma incidencia en todas las regiones», explicó el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert. Cada estado aplica según sus «especificidades» las medidas acordadas en sus reuniones con la canciller, añadió la fuente gubernamental.

El land más afectado y con mayores restricciones es Baviera, con 41.000 contagios y 1.621 muertos, del total de 155.193 infecciones y 5.750 víctimas mortales en todo el país verificadas hasta hoy por el Instituto Robert Koch (RKI). El segundo estado federado con mayor incidencia es Renania del Norte-Westfalia (oeste). Mientras el líder bávaro, Markus Söder, ha optado por las medidas más severas, su colega renano, Armin Laschet, ha aflojado las restricciones con una premura no siempre acorde con la velocidad deseada por la canciller.