« Invertí muchísimo dinero en los pedidos y ahora estoy en una situación complicada»

María Doallo Freire
María Doallo OURENSE

SOCIEDAD

La empresaria ourensana Angélica Rodríguez, en su tienda situada en la plaza de Paz Nóvoa
La empresaria ourensana Angélica Rodríguez, en su tienda situada en la plaza de Paz Nóvoa MIGUEL VILLAR

La empresaria ourensana Angélica Rodríguez compró toda la colección de eventos justo antes de comenzar la crisis

28 abr 2020 . Actualizado a las 13:44 h.

La ourensana Angélica Rodríguez abrió su propio negocio hace ya más de 25 años. Su tienda de ropa, Angélica Moda, situada en la plaza de Paz Nóvoa, lleva cerrada desde el 13 de marzo, día en el que se anunció el estado de alarma para todo el país.

«Nuestro gran secreto es que seguimos la última tendencia, cada semana nos renovamos y recibimos mercancía. Y el grueso de nuestra facturación también está en la ropa de fiesta para bautizos, bodas, graduaciones...», explica esta ourensana. Justo antes de que la sorprendiese la crisis del coronavirus, Angélica acababa de adquirir toda la colección de vestidos y conjuntos para los eventos de cara a la temporada de verano. «Invertí muchísimo dinero en el pedido porque los meses más fuertes para este tipo de celebraciones son entre abril y septiembre. Además, en mi caso, trabajo pagando el producto por adelantado porque es una forma de conseguir descuentos de los proveedores que me permitan vender la ropa al mejor precio a mis clientas, así que se podría decir que estoy en una situación muy complicada», relata. Además de esta compra, la empresaria natural de la capital ourensana, acababa de adquirir un gran volumen de prendas de entretiempo: «Las rebajas tuvieron un resultado estupendo y me quedé sin ropa, así que decidí apostar por las últimas tendencias, con tan mala suerte de que todas son prendas de entretiempo que ya no servirán para poner una vez termine el confinamiento. Es decir, que una vez que volvamos abrir habrá que hacer una compra nueva para tener moda de temporada».

«Creo que la clave está en plantearse los días de uno en uno. Sigo mis rutinas como si saliese, solo que ahora mi tienda está en el salón de casa», bromea. Se refiere a la versión online de su negocio, www.angelicamoda.es, una web que afortunadamente decidió poner en marcha hace ya casi dos años y a través de la cual puede mantener un nivel mínimo de ventas. «Lo cierto es que conseguir que una página web esté bien posicionada lleva muchísimo tiempo y yo hace relativamente poco que la abrí, aunque es cierto que durante el confinamiento me está sirviendo para hacer algunas ventas», explica. También trabaja el servicio online a través de las redes sociales. «Sigo esforzándome a diario e intentado estudiar la forma de posicionar mi negocio en Internet lo mejor posible», afirma.