Giro de Italia hacia una nueva vida

Manufactura, comercio y movilidad parcial se reanudarán el 4 de mayo y el 1 de junio, los bares


Fue una jornada a la italiana. Tras el avance del primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, en una entrevista en La Repubblica, de que los colegios permanecerán cerrados hasta septiembre (llevan con la puerta cerrada desde el 5 de marzo), aplicó el catenaccio informativo y no dio más pistas sobre su plan de desescalada. Así pasó el país la resaca del 75.º aniversario de su liberación del fascismo de Mussolini. Con atisbos de euforia, pero contenida entre cuatro paredes.

Las horas avanzaban y el secretismo mostraba fisuras. Los italianos son especialistas en encontrárselas al sistema. Así que, a media tarde, los primeros rumores: Conte anunciará su calendario de resurrección. El 4 de mayo, segunda fecha clave, se decía. «No podemos alargar más el bloqueo, corremos el riesgo de sufrir un deterioro demasiado grave del tejido socioeconómico», había filtrado el primer ministro en su conversación con el diario romano.

Y al caer la noche Italia supo que por fin daría un giro hacia su nueva vida tras el implacable infierno que vivió con el covid-19 desde que decretó la emergencia el 21 de febrero y la primera orden de confinamiento, el 8 de marzo, cuando llevaba ya 230 fallecidos. Estas son las fechas y medidas clave de la desescalada italiana:

MARTES, 14 de ABRIL

Librerías, papelerías y tiendas de ropa infantil, ya en marcha.

Cabe recordar que hace dos semanas que el país inició su camino hacia la nueva normalidad, con la reapertura de librerías, papelerías y tiendas de ropa infantil (salvo en Lombardía, la región más afectada).

DOMINGO, 26 de ABRIL

Fase 2: «La convivencia con el virus»

Conte advirtió: «Empieza para todos la fase de convivencia con el virus. Debemos ser conscientes de que en la Fase 2 la curva de contagio puede aumentar en algunas áreas del país. El riesgo está ahí. Debemos afrontarlo de manera metódica y rigurosa». No se autorizarán las reuniones sociales, pero sí funerales con un tope de quince familiares (con mascarillas y respetando la distancia social). Se podrá realizar deporte manteniendo una separación de al menos un metro. Quienes tengan fiebre superior a 37,5 grados deberán permanecer en casa, evitar los contactos sociales y llamar al médico. Además, el Gobierno italiano fijará un precio máximo de 0,50 euros para las mascarillas y trabaja para suprimir su IVA.

LUNES, 4 de mayo

Sector manufacturero, construcción y comercio mayorista

Todos deberán garantizar protocolos de seguridad sanitaria a sus trabajadores. Se permitirá la apertura de restaurantes solo para comprar comida para llevar, que tendrá que ser consumida en los hogares. Se permitirán las visitas a familiares y se abrirán los parques y los jardines públicos. La movilidad todavía será reducida, pues no se podrá cambiar de región, pero sí desplazarse dentro de ella, con motivos justificados de tipo laboral, sanitario o de necesidad.

LUNES, 18 de mayo

Comercio minorista, museos, bibliotecas y partidos de equipo en campos deportivos

Desde este momento, reabrirán el comercio minorista, los museos y las bibliotecas. También se permitirán los partidos de equipo en campos deportivos, pero Conte se resistió a ofrecer una fecha de reanudación del campeonato italiano de fútbol y las competiciones de otros deportes.

LUNES, 1 de JUNIO

Bares, restaurantes y peluquerías

Uno de los momentos más esperados por los italianos es el 1 de junio. Como fecha simbólica de un verano incipiente, como data final de la primera entrega del calendario del desconfinamiento y como regreso a la actividad de sus bares y restaurantes. En ese momento también volverán a su funcionamiento habitual los establecimientos de cuidado personal como peluquerías, centros de estética, de masaje y barberías.

MEDIDAS ECONÓMICAS

55.000 millones más para autónomos, familias y sectores desfavorecidos

Conte anunció que se promoverán las contrataciones de 24.000 profesores. La pandemia ha provocado hasta el momento 26.000 personas fallecidas a lo largo de todo el país, y el Gobierno estableció unas medidas de bloqueo extremas para frenar la expansión del virus, Italia estima que su producto interior bruto (PIB) se contraiga un 8 % en este año.

Para amortiguar estos efectos, ya se aprobó en marzo un primer paquete de estímulos de 25.000 millones de euros y en abril un plan de garantías públicas que facilitan 400.000 millones de euros en créditos para empresas. Ahora, las autoridades se preparan para dar luz verde a un nuevo decreto de hasta 55.000 millones de euros con iniciativas de apoyo a autónomos, empresas, familias y sectores más golpeados, puntualizó el primer ministro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Giro de Italia hacia una nueva vida