Las fotos que demuestran que se han saltado el confinamiento miles de personas aprovechando la salida de los niños a la calle

Iago García
Iago García REDACCIÓN | LA VOZ

SOCIEDAD

FOTO: JUAN HERRERO, ALBERTO ESTÉVEZ, EFE | VÍDEO: ATLAS

Cientos de imágenes colgadas en Twitter con el hashtag #niñosenlacalle, tendencia número uno en España este domingo, muestran desde partidos de fútbol a tertulias de adultos en las que no se respeta la distancia social

27 abr 2020 . Actualizado a las 15:39 h.

Hecha la ley, hecha la trampa. Este domingo, los niños de todo el país estaban autorizados por el Gobierno para salir por primera vez a la calle desde el comienzo del estado de alarma. Ya pueden disfrutar del aire libre, entre las 9 y las 21 horas, siempre y cuando tengan menos de 14 años y evitando aglomeraciones. La guía de buenas prácticas que ha elaborado el Ministerio Sanidad puedes consultarla aquí.

En la capital del país, Madrid, una de las zonas más azotadas por el coronavirus y tras más de 40 días de «encierro», los más pequeños tomaron las calles. «No sé quién tenía más ganas de esto, si ellos o yo», reconocían a la agencia Efe muchos de los viandantes consultados en esa ciudad, que han aprovechado para pasear con sus hijos en la primera jornada de permiso concedida por el Gobierno desde el pasado 14 de marzo.  

También en Galicia la salida de los menores se ha notado en múltiples localidades, de A Coruña a Santiago, pasando por Ferrol y otras muchas ciudades y villas, como las de Barbanza. Aunque el cumplimiento de las normas está siendo la tónica general, ha habido notables muestras de desobediencia en toda España, que se han denunciado a través de las redes sociales. Pese a las recomendaciones y a la prudencia que piden constantemente los expertos para contener la pandemia, muchos ciudadanos han aprovechado la coyuntura para saltarse por completo el reglamento establecido.

En Twitter, la tendencia número uno en España este domingo ha sido #niñosenlacalle, y las imágenes y vídeos que los ciudadanos han compartido tienen un carácter sobre todo de denuncia: parece que no se han cumplido las recomendaciones en absoluto. 

Más padres que niños en algunos puntos, una distancia de seguridad entre personas muy inferior a los dos metros o gente mayor acercándose a niñas y niños son algunas de las instantáneas que circulan por Internet. Las familias fotografiadas parecen estar al completo y no, como se establecía, con un único adulto -uno de los progenitores, tutor legal o cuidador- haciéndose cargo de los pequeños -con un máximo de tres-.

El Ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, se ha referido hoy a estas actitudes irresponsables. Las tildó de «incumplimientos puntuales» y ha precisado que Policía y Guardia Civil siguen realizando su labor de supervisión ante el estado de alarma: «en las situaciones más graves, donde ya no cabía la labor pedagógica, se procedió a denunciar». Advierte además que los padres que incumplen las normas «ponen en riesgo la salud de sus hijos». 

Más contundente ha sido Fernando Simón, director del Centro de Emergencias Sanitarias y portavoz de las expertos del Gobierno en la gestión de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Pide «responsabilidad individual» para que el progresivo desconfinamiento no acabe siendo «un riesgo para toda la población»

La masiva difusión de este contenido provocaba que a primera hora de la tarde del domingo se le preguntase a los ministros de Sanidad, Salvador Illa y de Transición Ecológica, Teresa Ribera, por esta situación en la comparecencia que han ofrecido para dar detalles sobre la desescalada. «Se están cumpliendo con carácter general las normas, pero si hiciera falta ajustar algunos criterios -sobre la salida de los niños al exterior-, lo haríamos», apuntaba Illa. «Estas últimas semanas la ciudadanía española ha dado una muestra de sensatez muy alta, esperamos que continúe e insistimos en lo importante que son las medidas de higiene, distancia social y de protección como las mascarillas», zanjaba el asunto el titular de Sanidad. Le respaldaba en su argumentario Ribera, lanzando una advertencia: «no debemos olvidar que esto es un derecho de los niños que debe ir acompañado de la responsabilidad de los padres, porque seguimos inmersos en una grave pandemia».