El covid-19 ahoga todavía más a los ya colapsados juzgados de Carballo y Corcubión

Cada día se suspenden, de media, unos 25-30 procesos y causas por el coronavirus


Carballo / La Voz

Día 31 de diciembre del 2019. En las cinco salas repartidas entre los juzgados de Carballo (3) y Corcubión (2) quedaban pendientes de finiquitar 2.320 asuntos judiciales, entre causas, procedimientos y diligencias penales. Toca a una media de 464 procesos por juzgado, según los últimos datos facilitados por el observatorio del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Precisamente, a finales del 2019 la central sindical SPJ-USO, mayoritaria en la comunidad gallega, solicitó por escrito a la Xunta de Galicia, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) y del CGPJ, la habilitación de un cuarto juzgado para Carballo, dada la gran carga de trabajo acumulada, sobre todo en materia Civil, donde algunas sentencias «tardan unos diez años en ejecutarse», según relató el delegado sindical de SPJ-USO en Galicia, Roberto Andrade.

Sin embargo, el 10 de marzo, cinco días antes de la firma del decreto de estado de alarma y confinamiento, la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), cuyos integrantes propusieron la creación de ocho nuevos juzgados, entre ellos uno de lo Social, otro de lo Mercantil otro de Primera Instancia en A Coruña, así como el refuerzo, con cinco nuevas plazas, en las audiencias provinciales, descartó el cuarto juzgado para Carballo, lo que, a juicio de Roberto Andrade, «es un claro abandono del rural en favor de las grandes ciudades».

Pero la irrupción de la pandemia ha complicado todavía más el escenario en ambos partidos judiciales, donde la actividad se ha visto reducida a la mínima expresión. Solo se atienden casos graves y urgentes como procedimientos de familia, violencia contra la mujer y vistas relacionadas con los quebrantamientos reiterados del confinamiento. Los jueces y juezas Carballo y Corcubión han atendido una docena de causas penales por estos hechos, con un ingreso en prisión para un joven de Vimianzo y la imposición de multas. Pero el resto de vistas y procesos han quedado aplazados y suspendidos sine die. El riesgo de colapso se cierne sobre los partidos judiciales de Carballo y Corcubión. Las plantillas la integran 35 funcionarios de la Administración de Justicia, 5 jueces y 5 secretarios judiciales para atender a 110.000 vecinos.

La incidencia del covid-19 es de tal magnitud que afecta a todos los ámbitos de la Justicia. Así, en enero un grupo de abogados y procuradores de Carballo iniciaron los trámites para la habilitación en dos antiguas salas de catequesis de la iglesia carballesa de un punto de mediación judicial. Pues bien, todos los trámites han quedado parados a la espera de que el Gobierno dé por finalizado el estado de alarma y poder continuar así con el procedimiento.

Más medios

Poco a poco, las Administraciones van echando leña al fuego del vaciado del rural. Si las causas se van acumulando y añadiendo plazos a la proverbial lentitud de la Justicia, el coronavirus ha venido a añadir más combustible a la lumbre encendida en los juzgados. Mucho tendrán que cambiar las cosas para ponerse al día después lo que está cayendo y la posible acumulación de asuntos pendientes. La formalidad de las causas judiciales es obligada por la seguridad, pero hay camino que recorrer en el campo de las nuevas tecnologías para dar celeridad. Y sobre todo más medios.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El covid-19 ahoga todavía más a los ya colapsados juzgados de Carballo y Corcubión