Rufián tacha de «nefastas» las palabras de la portavoz de la Generalitat sobre los muertos por coronavirus en una Cataluña independiente

La alcaldesa de Barcelona considera de «una miseria moral inaceptable» las afirmaciones de Meritxell Budó de que «no habría ni tantos muertos ni tantos infectados»


El portavoz de Esquerra Republicana en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, ha criticado las «nefastas» palabras de la portavoz del Gobierno catalán, Meritxell Budó, que aseguró que si Cataluña hubiera sido independiente, «no habría habido ni tantos muertos ni tantos infectados» porque habrían iniciado antes el confinamiento. En concreto, Budó aseguró que la Generalitat, de haber estado al frente de la crisis en Cataluña, había decretado el confinamiento 15 días antes. «Probablemente no tendríamos ni tantos muertos ni tantos infectados, y probablemente se habría podido controlar mejor esta pandemia», ha señalado la dirigente catalana.

En una entrevista en Los desayunos de TVE, Rufián ha aseverado que no comparte sus declaraciones. «No me escucharán decir nunca nada así», ha añadido el político catalán. Las palabras de Budó también fueron duramente criticadas por la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, que recordó que la pandemia del coronavirus es «global» y no entiende «de fronteras ni de ideologías».

Para Ada Colau, las afirmaciones de Budó son «una miseria moral inaceptable». En una entrevista en Cadena SER, la alcaldesa de Barcelona ha afirmado que esas declaraciones, que ha tachado de falsas y que considera que no representan a la mayoría de catalanes, le producen vergüenza ajena, y ha lamentado que se use la situación «como confrontación y arma arrojadiza de que en Cataluña todo se hace bien y en España mal».

Sin embargó, la portavoz de Junts per Catalunya, Laura Borràs, respaldó este miércoles desde la tribuna de la Cámara Baja las declaraciones de Budó. «Hay motivos fundamentados para creer que teniendo un Estado independiente la respuesta hubiera sido más ágil y las acciones más eficaces», esgrimió.

«España es paro y muerte, y Cataluña vida y futuro»

Por otra parte, el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, también ha censurado este jueves que el presidente de la Cámara de Barcelona, Joan Canadell, defienda que una Cataluña independiente hubiera salvado miles de vidas en la crisis del coronavirus y que «España es paro y muerte, y Cataluña vida y futuro». En declaraciones a Europa Press, Bonet ha tachado las declaraciones de Canadell de «inadmisibles y reprobables». «Afirmar que 'España es paro y muerte, y Cataluña vida y futuro' constituye un exabrupto falaz y ofensivo, injustificable en estos momentos tan dolorosos en los que los españoles estamos haciendo frente a la situación más grave de los últimos 80 años», ha subrayado. 

En la publicación en Twitter, Canadell contrapuso la estrategia griega a la del Gobierno y afirmó que se tendría que haber hecho caso al presidente de la Generalitat, Quim Torra, y haber decretado el confinamiento dos semanas antes, lo que hubiera comportado menos víctimas del Covid-19. «Hacer caso a Quim Torra hubiera supuesto parecernos a Grecia, una centena parte de contagios y muerte. Una Cataluña independiente hubiera salvado miles de vidas... España es paro y muerte. Cataluña vida y futuro», sostuvo Canadell.

«España nos mata», la nueva insidia de la ensoñación de los indepes catalanes

TOMÁS GARCÍA MORÁN
Tuit del presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, con un mapa con el número de muertos y el comentario: «La España vaciada»
Tuit del presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, con un mapa con el número de muertos y el comentario: «La España vaciada»

Los soberanistas difunden en las redes sociales la idea de que el país no está confinado y dicen que si estuvieran solos se protegerían mejor del coronavirus

Aún no nos hemos despertado de esta pandemia global, pero el dinosaurio independentista catalán nunca ha dejado de seguir ahí. Si quedaba algún ingenuo que se esforzaba en ver alguna brizna de buena intención, alguna reivindicación honesta, no tiene más que darse un garbeo por las redes sociales y comprobar cómo para los indepes la crisis del COVID-19 es un día más en la oficina. Un nuevo escenario en el que seguir desplegando su estrategia victimista basada en patrañas y esa manía persecutoria colectiva que les lleva a retroalimentarse y creerse sus propias mentiras.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Rufián tacha de «nefastas» las palabras de la portavoz de la Generalitat sobre los muertos por coronavirus en una Cataluña independiente