Las farmacias intentan comprar mascarillas infantiles ante la salida de los niños a la calle

Muchas perderán dinero invertido tras la regulación del precio


REDACCIÓN / LA VOZ

0,96. Ese es el precio regulado por el Gobierno para la venta de las mascarillas quirúrgicas y anunciado el martes por el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Sin embargo, no son estas las mascarillas idóneas para los niños a partir del domingo o el lunes, en que por fin podrán salir a la calle. Los más pequeños deberían echar mano de las higiénicas, que son las que incluyen su tallaje, siempre y cuando no presenten síntomas ni tengan patologías de base. A la espera de la publicación en el BOE del citado precio regulado de las protecciones quirúrgicas, que se espera para este domingo, y de que el Gobierno estipule cuál será el de las higiénicas, el reto que ahora abordan las farmacias no es fácil.

Muchas boticas están intentando satisfacer esta demanda de máscaras infantiles en muy pocos días. Una realidad que les obliga a buscarlas en otros mercados que se las cobran a precios abusivos, haciendo que la venta al público también lo sea. A la dificultad de encontrarlas y el dinero que han de adelantar para hacerse con ellas al precio que les marquen, se le suma el hecho de que en muchos casos acumulan el stock de las quirúrgicas que han comprado hasta la fecha y que tendrán que vender a 0,96 en tan solo unos días, tras haberlas adquirido a un precio que muchas veces supera el euro.

Quirúrgicas a más de un euro

«Nos volvimos locos intentando conseguir mascarillas a un precio mayor al que marca ahora el Gobierno, y lo hicimos arriesgando mucho dinero para dar un servicio a la población a través de canales distintos a los habituales. Yo misma he comprado las quirúrgicas a un euro y pico la unidad», indica María José García, presidenta de la Federación Gallega de Farmacias, que apunta que la carrera estos días no va a ser solo para intentar despachar ese stock con el que perderán dinero, sino también para abastecer la demanda de mascarillas infantiles. «Las higiénicas, que son de una categoría inferior a las quirúrgicas, son las que disponen de tres tallas diferentes para los niños. Yo ya las pedí. Compré a 3,50 euros más IVA las que permiten realizar diez lavados, y a 3,85 más IVA las de cincuenta. Eso me obliga a venderlas al público a 6,30 y 6,90, porque nuestro margen es de entre un 25 y un 30 %. Y si lo vendemos con menos margen, Hacienda estima que las despachamos con ese, por lo que tenemos que pagar igual los impuestos correspondientes», explica la farmacéutica, que añade que es posible que una vez las consigan, llegue su regulación: «Cuando las tengamos, si regulan el precio, tendremos que venderlas también más baratas de lo que las hemos comprado ahora. Es necesario que se permita liquidar ese stock antes de fijar un importe máximo de venta».

«Parece que a distribuidoras y farmacéuticos nos corresponde asumir la pérdida de dinero hasta los 0,96 céntimos», señala Santiago Leyes, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Ourense, que añade que no disponen de información en lo relativo a la protección de los niños con patologías previas o problemas de inmunodeficiencia. «Por opiniones de compañeros de atención primaria y de oficinas de farmacia, diría que los niños sin patologías y posibilidad de ser portadores, pueden evitar contagiar a los demás empleando la mascarilla básica. Pero con problemas previos, y lo digo sin documentación que lo avale, entiendo que necesitarían una FFP2 o una FFP3, que son aún más difíciles de conseguir y más caras, ya que no se contempla su regulación».

Que se regule la dispensación

Marga Muñoz, vicepresidenta del Colegio de Farmacéuticos de A Coruña, celebra la regulación: «Lo primordial es valorarla positivamente, porque pone fin a la especulación y los abusos a farmacéuticos y a ciudadanos. Pero lo que echo en falta es que se regule también el precio de dispensación, porque si no, no hacemos nada. Y que se rebaje el IVA del 21 %, que es descabellado». A nivel particular, asegura que no tiene stock comprado a costes abusivos. «Yo me negué a comprar a esos precios», indica la farmacéutica, que quiere destacar la «labor ejemplar» de su sector como profesionales en primera línea de fuego. Coincide con García y Leyes en que otro gran problema seguirá siendo el del suministro, que sigue siendo escaso. «No va a haber mascarillas, ni de unas ni de otras, suficientes para todos. Tampoco las infantiles. Por eso pido a la gente que sea generosa y las deje para los niños con patologías previas que realmente las necesitan», afirma Muñoz, que añade que las de los niños «son unas máscaras que no solemos tener, y que ahora será muy difícil conseguir». No obstante, manda un mensaje de calma y destaca que lo importante es que los pequeños guarden la distancia de seguridad y las medidas de higiene.

El 71,2 % del profesional de enfermería cree que tienen poco material de protección

Una encuesta realizada a nivel nacional por la Organización Colegial de Enfermería refleja que en Galicia se ha hecho el test en torno a un 20,2 % de enfermeras, con un 14,1 % de positivos. Además, refleja que en la comunidad hay un 17,5 % de profesionales potencialmente infectados, situándose como uno de los territorios con menos enfermeras con síntomas. En cuanto a la disponibilidad de material de protección contra el coronavirus, un 71,2 % considera que hay poco, y el 3,9 % cree que «nada». Por su parte, la Organización Colegial de Enfermería de Ourense pide que el colectivo pongan en conocimiento el uso de mascarillas defectuosas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Las farmacias intentan comprar mascarillas infantiles ante la salida de los niños a la calle