Así será el Ramadán en medio del confinamiento

El mes sagrado de los musulmanes, que comienza este jueves, no tendrá rezos colectivos

Este año no habrá rezos comunitarios durante el Ramadán
Este año no habrá rezos comunitarios durante el Ramadán EUROPA PRESS

Redacción/ La Voz

En el mundo hay unos 1.600 millones de musulmanes. De ellos, unos dos millones están en España, y en Galicia se calcula que hay cerca de 20.000. Para todos ellos este jueves comienza el mes más especial del año, el Ramadán, que coincide con la fecha en la que el Mahoma recibió la primera revelación del Corán.

El caso es que, como casi todo, el coronavirus también va a alterar la celebración del Ramadán, en la que, además de abstenerse de comer, beber y mantener relaciones sexuales desde el alba hasta el ocaso, los musulmanes tienden a aumentar las relaciones sociales, especialmente con la familia y los amigos, una parte que se verá limitada por el estado de alarma. Esos encuentros con familiares y amistades no serán posibles este año (más allá de con las personas con las que ya se comparte vivienda), lo mismo que la oración colectiva en las mezquitas.

Para orientar a los musulmanes que albergan dudas sobre cómo afrontar este Ramadán en tiempos de pandemia, la Comisión Islámica de España ha dado a través de su página web una serie de recomendaciones en cuestiones que no se podrán mantener como habitualmente. Para empezar, dado que las mezquitas están cerradas, sugieren «donar de primera mano los alimentos a quienes les haga falta, o bien, contactar con un restaurante con servicio a domicilio para servir alimentos a personas necesitadas o también entregar alimentos a asociaciones que brinden asistencia alimenticia a los ayunantes».

El rezo en las mezquitas está descartado por la alerta sanitaria, por lo que se mantendrá en casa. Para garantizar que los imanes puedan mantener la comunicación con los fieles, recuerdan que pueden echar mano de las redes sociales.

Lo que sucede en el mundo

En las ciudades sagradas de La Meca y Medina, en Arabia Saudí, no recibirán este año la visita de millones de musulmanes, como es habitual. El gobierno ha decidido cerrar las dos mezquitas más importantes para evitar la propagación del COVID-19.

Aunque las celebraciones suelen reservarse sobre todo para el final del mes, otros países ya han anunciado medidas. Es el caso de Turquía, que tras un incremento de los casos ha decidido decretar el toque de queda desde el jueves hasta el domingo, aprovechando el arranque del Ramadán. Eso sí, el país planifica repatriar a unos 25.000 ciudadanos atrapados por la pandemia COVID-19 en 59 países para que puedan pasar la fiesta del fin del ramadán, el mes musulmán de ayuno que empieza este viernes, informa hoy la prensa turca. La operación arrancó ayer, con varios vuelos a Alemania, donde se embarcaron 580 personas, Reino Unido, España, República Checa y otros países, y continuará hasta el próximo lunes, informa la agencia turca Anadolu.

. En Pakistán, el líder religioso dijo que los rezos se deberán realizar desde casa. Y lo mismo sucede en Túnez y en Egipto, donde además recordaron que la medida incluye la prohibición de los desayunos públicos a personas pobres al romper el ayuno diario.

En Indonesia, por ejemplo,el gobierno ha decidido prohibir los viajes anuales a los lugares de origen con el fin de celebrar la festividad del Eid al Fitr que marca el final del Ramadán y evitar así la propagación del coronavirus. Turquía, por ejemplo, ha decretado el toque de queda desde este jueves y hasta el domingo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Así será el Ramadán en medio del confinamiento