La «maquinaria» de la Diputación de Lugo sigue funcionando desde casa

340 funcionarios provinciales realizan sus tareas diarias a través del teletrabajo

A finales de marzo de celebró el primer pleno telemáico en la historia de la Diputación
A finales de marzo de celebró el primer pleno telemáico en la historia de la Diputación

lugo / la voz

La combinación de teletrabajo y de trabajo a distancia, con los turnos presenciales de personal esencial (jefes de servicio, sobre todo) y del que no puede realizar sus funciones desde sus domicilios permiten el funcionamiento normalizado de la actividad administrativa y de atención al público de la Diputación de Lugo durante el estado de alarma.

«De feito, estanse a desenvolver todos os trámites que se viñan facendo antes: tramitación de expedientes, tramitación e pago de facturas e de certificacións de obra, contas xustificativos de

subvencións, tramitación de contratos menores...», señalan desde el gobierno provincial. Recuerdan, además todos los plazos de tramitación de los procedimientos de la Diputación quedaron suspendidos y paralizados desde que fue decretado el estado de alarma y su cómputo se renovará en el momento en el que pierda vigencia.

Aunque, señalan, que «evidentemente hai servizos que baixaron a súa actividade pola propia coxuntura», hay departamentos esenciales para movilizar los recursos económicos de la Diputación «e poñelos a disposición dos concellos e do tecido social e económico da provincia e tamén os vinculados ao emprego e á prestación de servizos sociais, como son Contratación, Intervención, Tesourería, Secretaría Xeral, Emprego ou Benestar Social, entre outros, están funcionando a un ritmo fluído e adaptados ás circunstancias».

Muestra de ello, indican desde el gobierno provincial se puede ver en la aprobación del propio Plan Único 2020, con una dotación económica de 21,3 millones de euros para los 67 concellos da provincia, y el Plan Estratéxico de Subvencións, que se publicó el viernes en el BOP y que incluye 5,7 millones para el tejido asociativo. «Así mesmo, as catro residencias están prestando atención con especial dedicación á prevención e contención do COVID-19 e reforzouse o servizo de teleasistencia domiciliaria», explica desde el gobierno provincial.

Otro servicio visible durante estas seis semanas de confinamiento es el de Novas Tecnoloxías, «que está realizando unha función esencial para a ampliación do traballo a distancia a toda a estrutura da Deputación e para o seu funcionamento normalizado». Valoran el trabajo realizado en los últimos doce años en este servicio: «O esforzo en recursos económicos e humanos que fixo a Deputación desde o 2007 para a modernización da Administración provincial e a innovación tecnolóxica permitiron unha maior facilidade a adaptación a esta nova situación».

En este tiempo, indican, se produjeron mejoras en la implantación integral de la facturación electrónica (desde el registro hasta el pago) y a día de hoy están en tramitación por este sistema 302 minutas. Explican desde el gobierno provincial que desde el inicio del estado de alarma (14 de marzo) hasta el pasado 15 de abril la Deputación realizó pagos por importe de 27 millones de euros, de los que, por ejemplo, 1,3 son facturas y certificaciones de obra, 330.000 euros en subvenciones, once millones en adelantos de los pagos mensuales hasta junio a los concellos que tienen delegada en la Diputación la gestión de impuestos municipales, al igual que 11,5 millones en la liquidación definitiva de la recaudación de los citados concellos.

De los 550 trabajadores que aproximadamente tiene la Diputación, unos 400 podrían trabajar desde casa, y de estos lo están haciendo alrededor del 85 % (unos 340). Hay trabajadores con funciones de presencia obligatoria: Parque Móbil, Rede Museística Provincial, Centro de Artesanía e Deseño, Granxa Gayoso Castro, residencias... Hay otros empleados que aunque trabajan desde sus casas solicitaron permiso para desplazarse ocasionalmente a la Diputación. Desde el inicio del estado de alarma la diputada de Réxime Interior, Pilar García Porto, firmó autorizaciones para alrededor de 130 trabajadores.

José Mourelle Cillero, secretario adjunto y jefe de Contratación de la Diputación de Lugo
José Mourelle Cillero, secretario adjunto y jefe de Contratación de la Diputación de Lugo

José Mourelle Cillero: «En el futuro podremos hacer más reuniones telemáticas»

Con más de 35 años de experiencia en la Administración, José Mourelle Cillero realiza desde el estado de alarma teletrabajo tanto para la Diputación, como responsable de Contratación , como para el Concello de Monforte, donde es secretario. «Al principio se vivió todo con incertidumbre, pero gracias al trabajo del equipo informático y a las directrices marcadas por el presidente estamos trabajando con normalidad».

La prioridades de su servicio, en el que trabajan algo más de treinta personas, todas en teletrabajo, «es mantener los contratos en vigor, contratar trabajos para actuar contra el coronavirus, como han sido la desinfección de las residencias y edificios provinciales, así como ir adelantando todos los procedimientos para una vez que se levante el estado de alarma, lo tengamos todo listo para aplicar».

Por su experiencia, cuando se le pregunta si este modo de teletrabajo ha llegado para quedarse, es muy claro: «Esta situación nos ha servido para saber que lo podemos hacer y que tenemos recursos, pero al final es necesario el contacto personal para explicar cara a cara y llegar a acuerdos. Lo que sí está claro es, por ejemplo, que en el futuro habrá reuniones en otras ciudades a las que ya no será necesario ir de forma presencial».

Silvia García, responsable del área de Benestar de la Diputación de Lugo
Silvia García, responsable del área de Benestar de la Diputación de Lugo

 Silvia García: «La situación es dura, pero lo disposición ha sido brillante»

Silvia García es funcionaria de la Diputación desde el 2007 y jefa del área de Benestar desde el 2016. Reconoce que los primeros días del estado de alarma fueron «jornadas caóticas y de nervios porque salían disposiciones en el BOE y en el DOG que había que adaptar, pero teníamos a favor una buena base de trabajo». Se refiere a que las 30 personas que trabajan de forma directa en esta área social de la Diputación tenían definidas sus tareas en forma de cadena, «con lo que fue sencillo adaptarse al teletrabajo».

En este sentido, García agradece la labor que desarrolló el equipo de nuevas tecnologías «que nos permitió de manera ágil y rápida acceder a los servidores de la Diputación y así proteger la confidencialidad de las personas a las que llevamos, en vez de tener datos en un pincho electrónico». García explica que todos los lunes mantienen una reunión por videconferencia para diseñar el trabajo de la semana, y que además trabajan todo dentro de una base de datos compartida. «La situación que vivimos es dura pero la disposición brillante de los trabajadores, del personal de las residencias y del equipo de nuevas tecnologías permite que todo salga adelante». Ofrecen, a través de una empresa, asesoramiento y ayuda a los mayores del rural y mantienen el servicio de teleasistencia.

El Concello de Lugo funciona desde casa

suso varela
El Rexistro Xeral es de los pocos servicios del edificio del Seminario que tiene personal presencial
El Rexistro Xeral es de los pocos servicios del edificio del Seminario que tiene personal presencial

Unos 160 funcionarios lucenses agilizan desde el teletrabajo facturas de pago municipales y preparan pliegos de obras para que estén listas para contratar al acabar el confinamiento

«A resposta que estamos a ter por parte dos funcionarios é admirable». Así se muestra de satisfecha la edila de Economía e Recursos Humanos, Paula Alvarellos, sobre cómo están afrontando los trabajadores municipales sus tareas ante el confinamiento por culpa de la crisis sanitaria derivada del coronavirus.

Desde el inicio de la crisis el Concello de Lugo ya comenzó a diseñar el plan para que la mayoría de los trabajadores municipales pudiesen seguir haciendo sus tareas desde casa, salvo los que las tienen asignadas de manera presencial, como son los policías locales, bomberos, personal de Cementerio, Depuradora o Augas, el área de nóminas o los servicios sociales, donde la mitad del personal está con teletrabajo y la otra de forma presencial, para atender a la Casa da Muller o los pisos de acogida, entre otros servicios.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La «maquinaria» de la Diputación de Lugo sigue funcionando desde casa