«Tengo 7 stent y vivo sola con mi hijo, que no tiene noción del tiempo y del espacio»

Manoli come gracias a sus vecinos, que le hacen la compra ante la imposibilidad de dejar solo en casa a su niño dependiente


REDACCIÓN / LA VOZ

Tiene 21 años, pero Javier será eternamente su niño. Manoli Suárez, paciente de riesgo por una isquemia coronaria y una diabetes por la que ya le han colocado siete stent, cuida sola día y noche de su hijo, un gran dependiente que presenta un cuadro de retraso psicomotor, epilepsia, temblores y problemas de equilibrio. Dejarlo solo para bajar al supermercado no es una opción. Pero en tiempos de crisis, sale lo mejor y lo peor del ser humano. Y lo mejor lo ha encontrado dos pisos más abajo, en su vecina, que le hace la compra e incluso se ha quedado con Javier ante alguna salida que Manoli no pudo evitar. Otros vecinos le proporcionan guantes, y en su farmacia es frecuente que le acerquen la medicación que necesita. Entre todos, hacen posible un confinamiento que de otra forma se antojaría imposible.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

«Tengo 7 stent y vivo sola con mi hijo, que no tiene noción del tiempo y del espacio»