Más de 6.400 mariñanos menores de trece años podrán pasear desde el 27

Familias y niños esperan que el Gobierno concrete un «alivio» que todos ansían

Aunque los niños puedan salir a pasear acompañados de un adulto, nadie sabe cuándo volverán a repetirse escenas como esta de un parque infantil de Viveiro abarrotado
Aunque los niños puedan salir a pasear acompañados de un adulto, nadie sabe cuándo volverán a repetirse escenas como esta de un parque infantil de Viveiro abarrotado

viveiro / la voz

Quedan casi todos los detalles por concretar de una de las primeras medidas programadas por el Gobierno en lo que llama «desescalada» en el confinamiento decretado por el coronavirus. Solo ha avanzado la intención de permitir a los niños salir de sus casas a partir del día 27, acompañados de un adulto. Según el Ejecutivo español, el comité de expertos creado con idea de afrontar la pandemia determinará la edad de los que, por primera vez desde el 14 de marzo, tendrán la oportunidad de pisar calle otra vez, cuánto tiempo y por dónde, entre otros aspectos. Por lo que ha trascendido hasta ahora, podrían dar un paseo chavales de hasta doce años. Si así fuera, se librarían un poco del encierro forzoso unos 6.424 pequeños mariñanos.

Las familias y los niños esperan impacientes los pormenores de una medida demandada por el presidente de la Xunta desde hace días y ya aplicada en otros países confinados por el COVID-19. En principio, sería «un rato» al día, tal y como apuntó este sábado el presidente del Gobierno Pedro Sánchez cuando hizo pública la buena nueva para miles de hogares: «Tras consultar con especialistas en psicología infantil y pediatría, los expertos consideran que es posible aliviar el confinamiento de los niños». En cuanto al techo de edad, se remitió a Ley de Salud Pública, que lo sitúa en doce años.

Por localidades

En cualquier caso, además de salir en compañía de un adulto, deberán mantener la distancia social, extremar la higiene de las manos y, en principio, usar mascarillas. No tendrán la oportunidad de reencontrarse con sus amigos, ni tampoco de jugar en parques infantiles, por el riesgo de contagio de COVID-19 por contacto con metales o plásticos.

Un vistazo al último censo de población permite comprobar que, incluso con todas esas limitaciones, el regreso de los niños a las calles los liberará parcialmente del confinamiento y, al mismo tiempo, darán vida a los quince municipios de A Mariña. Semidesiertos gran parte del día desde el inicio del estado de alarma, los espacios públicos por donde permitan caminar a los pequeños y sus acompañantes empezarán a recobrar cierta normalidad dentro de la situación excepcional del estado de alarma.

Datos del Instituto Nacional de Estadística indican que en Viveiro podrían pasear a partir del 27 de abril 1.480 chavales de hasta doce años de edad. El «alivio» beneficiaría a 1.112 menores de trece años en Burela, a 1.027 en Ribadeo y a 941 en Foz. En Cervo serían 333, en Mondoñedo 282, en Xove 269 y en Barreiros 214. Según el padrón de habitantes, en Lourenzá tendrían opción a salir a la calle 190, en O Valadouro 177, en A Pontenova 113, en O Vicedo 101, en Alfoz 75, en Trabada 57 y en Ourol 53.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Más de 6.400 mariñanos menores de trece años podrán pasear desde el 27